Efecto de la Condición Corporal Sobre la Reproducción de la Vaca

0
1561
reproducción de la vaca

Una de las causas de bajo índice reproductivo son fallas en la detección de celo, anestro (ausencia de celo), manejos en inseminación artificial, enfermedades infecciosas, entre muchas otras. Sin embargo, varios estudios infieren que uno de los factores que más influye en el estado de energía y en el desempeño reproductivo en general de la vaca es la nutrición y la cantidad de reservas energéticas corporales de cada animal. Esto afectaría directamente a la fisiología del ciclo estral, por lo tanto también a todos los indicadores reproductivos.

Los indicadores reproductivos son parámetros cuantitativos que permiten evaluar la eficiencia reproductiva de un hato y adquieren gran importancia ya que tienen gran impacto en los costos de producción.

La condición corporal (CC) es una herramienta para hacer seguimiento y corregir este punto clave para asegurar que la vaca llegue en buenas condiciones nutricionales al momento de la preñez y luego al parto y post parto. Este método se basa en la visualización y palpación de áreas en donde se deposita la grasa y músculo en estructuras corporales claves (Figura 1) y sigue una escala con numeración del 1 al 5, siendo el numero 1 una vaca demasiado flaca y 5 una vaca muy obesa. Es una técnica útil, fácil de aprender y que tiene como objetivo reducir las pérdidas reproductivas y productivas.

FIGURA 1. ÁREAS DE EVALUACIÓN PARA MEDIR CC EN VISTA FRONTAL POSTERIOR Y LATERAL

  1. Costillas cortas
  2. Punta de anca
  3. Punta de isquion
  4. Base de cola
  5. Articulación
  6. Ligamento sacro

En la Figura 1 se muestran los puntos claves para evaluar la condición corporal y en el Figura 2 se clasifica al animal según su puntuación una vez analizados los puntos corporales claves. El aprendizaje para evaluar CC es subjetivo pero la práctica continua permite obtener resultados objetivos con respecto a la evaluación de otra persona.

FIGURA 2. CLASIFICACIÓN PARA PUNTUACIÓN DE LA ESCALA DE CC.

Condición Corporal 1:

Cavidad profunda alrededor del nacimiento de la cola. Huesos de la pelvis y de las costillas cortas filudas y fáciles de sentir. No hay tejido graso en el área pélvica o del lomo. Depresión profunda en el lomo.

 

Condición Corporal 2:

Cavidad poco profunda alrededor del nacimiento de la cola con algo de tejido graso cubriéndola, también a los huesos. La pelvis se siente con facilidad. Los terminales de las costillas cortas se sienten llenos y las superficies superiores pueden sentirse con ligera presión. Depresión visible en el área del lomo.

Condición Corporal 3:

No hay cavidad alrededor del nacimiento de la cola y se siente el tejido graso fácilmente sobre toda el área. La pelvis puede sentirse con ligera presión. Gruesa capa de tejido cubre el borde de las costillas cortas que aún se pueden sentir con presión. Ligera depresión en el área del lomo.

Condición Corporal 4:

Pliegues o tejido graso alrededor del nacimiento de la cola con parches de grasa cubriendo los huesos. La pelvis se puede sentir con presión fuerte. Las costillas cortas no se sienten más. No hay depresión en el área del lomo.

 

Condición Corporal 5:

El nacimiento de la cola está cubierto por una gruesa capa de tejido graso. Los huesos pélvicos no pueden sentirse aún con presión fuerte. Las costillas cortas están cubiertas por una capa gruesa de tejido graso.

 

PERO,¿PORQUÉ ES TAN IMPORTANTE LA CC. EN REPRODUCCIÓN?

La condición corporal está directamente relacionada con el balance energético positivo (BEP+) y negativo (BEN-), por lo tanto si una vaca tiene una baja CC también tendrá un BEN-.

a) El periodo de transición es el periodo comprendido entre las 3 semanas pre parto y 3 semanas post parto y es uno de los periodos críticos y fundamentales en el ciclo reproductor de la vaca ya que involucra variosprocesos fisiológicos trascendentales para poderpreñarla nuevamente. Cuando la vaca ha parido comienza un periodo de espera voluntario (PEV)para la involución fisiológica del útero a su estadio normal. Una vez que la vaca ha terminado su PEV su organismo está en condiciones para reiniciar el ciclo estral, desarrollando folículos dominantes y ovulando para poder recibir un nuevo embrión.

b) El periodo descrito entre el parto y la preñez se define como lapso parto – preñez o días abiertos. La repercusión nutricional o CC en esta etapa influye en los días abiertos de cada vaca y por lo tanto en la tasa de preñez. Esto se explica con la leptina, hormona que decrece cuando tenemos un animal con baja CC en el post parto. La disminución de leptina genera por un lado una disminución del apetito y una baja síntesis de hormonas reproductivas (GNRH y LH) cruciales que participan en el ciclo estral de la hembra bovina. Al disminuir estas hormonas se produce una afección en el desarrollo de los folículos (estructuras que se forman en el ovario) lo que genera atresia folicular, condición que genera anestro en la vaca y como consecuencia es más difícil que entre en estro y se pueda preñar. En otras palabras, una vaca flaca que va recuperando condición corporal al post parto va desarrollando una mayor cantidad de folículos viables para reiniciar el ciclo estral. En algunos predios es utilizado el protocolo de sincronización para preñar vacas y la eficacia del mismo también se ve afectada por la CC de la vaca. Es así como laCC finalmente repercute en todos los indicadores reproductivos y es por este motivo que se debe mantener una buena CC en vacas dependiendo de la etapa productiva en que se encuentre, tal como se muestra en el siguiente cuadro (cuadro 1).

CUADRO 1. VALORES RECOMENDADOS DE CC EN LAS DIFERENTES ETAPAS DE LA VACA

etapa productiva

c) Post parto: Se debe evitar baja condición corporal, mantener grado 3 en lactancia ya que en vacas de lechería es importante mantener reservas energéticas en el tejido corporal para poder producir leche.

d) Pre parto / Parto / Lactancia: Como se mencionó anteriormente, la condición óptima para que la vaca llegue al parto es de 3,25 o 3,75 (Figura 3). Además del periodo post parto para poder preñar a las hembras, esta condición se justifica porque la vaca requiere de una reserva energética suficiente para su futura lactancia. Es aquí en donde la alimentación debe estar acorde a la producción láctea de cada vaca y según el requerimiento de cada raza.

FIGURA 3. ILUSTRACIÓN DE LAS DIFERENTES ETAPAS PRODUCTIVAS Y LA C.C. IDEAL EN CADA UNA DE ELLAS

Ciclo de Lactación

El sustrato energético más importante de la dieta en periodo de lactancia es la glucosa, que favorece el metabolismo energético e incrementa la producción láctea, sobre todo en vacas de leche que se encuentran en pradera. Es fundamental, sobre todo en vacas primíparas (de primer parto), mantener una reserva energética adecuada y constante. Cuando la dieta es de baja calidad con un bajo aporte de glucosa y/o sus precursores, se favorece la presentación de un BEN- con movilización grasa hacia el hígado generando desordenes metabólicos en el animal.

BIBLIOGRAFÍA

Gonzalez, K. 2017. Efecto de la condición corporal sobre la fertilidad del bovino. https://zoovetesmipasion. com/ganaderia/reproduccion-bovina/efecto-de-la- condicion-corporal-sobre-la-fertilidad-del-bovino- revision-de-literatura/

Sanchez, J.L., C.A. Wagemann. 2014. Balance energético y capacidad gluconeogénica de vacas lecheras a pastoreo tratadas con una baja dosis de somatotropina

recombinante bovina en el período de transición. Arch. med. vet. vol.46 no.2. ISSN 0301-732X. Valdivia, Chile. Ayres, H., R.M. Ferreira, J.R.S Torres-Júnior, C.G.B. Demétrio, C.G. de Lima and P.S. Baruselli. 2009. Validation of body condition score as a predictor of subcutaneous fat in Nelore (Bos indicus) cows. Livestock Science 123(2): 175-179.

Moraes, J.C.F., C.M. Jaume and C.J.H. Souza. 2007. Body condition score to predict the postpartum fertility of crossbred beef cows. Pesquisa Agropecuária Brasileira 42(5):741–746.

Correa, A., L.F. Uribe. 2010. La condición corporal como herramienta para pronosticar el potencial reproductivo en hembras bovinas de carne. Rev. Fac. Nac. Agron. Medellín, Volumen 63, Número 2, p. 5607-5619, 2010. ISSN electrónico 2248-7026. ISSN impreso 0304-2847.