Leche Sin Antibióticos
Un Propósito de todos

0
36

La presencia de antibióticos en leche es un problema que afecta a las diferentes partes que conforman la cadena láctea. El tener una visión integral del problema, nos ayudará a valorar las acciones preventivas que adoptemos en nuestras lecherías.

El aumento de la producción de leche y la intensificación en los sistemas de producción, constantemente se asocian con un incremento en las enfermedades del rebaño. Los antibióticos se utilizan en diferentes manejos que se realizan en las lecherías y son una herramienta fundamental para el tratamiento de estas enfermedades. Sin embargo, su mayor utilización aumenta el riesgo de presencia de residuos en la leche enviada a la industria.

El impacto que genera esta leche en la cadena láctea es transversal:

En primera instancia, el Productor pierde toda la producción enviada a la Planta por concepto del Decomiso Completo de la leche al resultar positiva a la presencia de residuos. Si bien, esto se transforma en una merma directa para el productor, no es el único perjudicado, ya que comúnmente esta leche es transportada junto a la de otros productores aumentando la cantidad de leche afectada.

Es por esto, que en segundo caso y tal como lo mencionan diferentes estudios, el camión recolector de leche es el siguiente involucrado, ya que el solo hecho de trasladar 10 litros de leche provenientes de una vaca tratada con antibióticos pueden contaminar el camión completo.

Por último, el tercer afectado es la Planta Industrial, la cual tiene que asumir no solo la merma que significa el traslado, desclasificación y eliminación de la Leche del Productor que resultó positivo a lnhibidores, sino que también debe pagar a todos los Productores que sin tener responsabilidad del hecho se vieron afectados por el traslado junto a la leche positiva. Además, debe asumir los cambios en la producción que se puedan generar producto de la menor disponibilidad de materia prima producto del decomiso y velar por impartir los más estrictos controles en el Laboratorio de manera que la leche positiva no ingrese a Planta.

A esta altura, puede que usted se pregunte, ¿porque es tan importante para la Planta Industrial la presencia de lnhibidores en la leche?. Si nos enfocamos directamente en los procesos industriales, muchos de los productos lácteos que se fabrican en la actualidad utilizan bacterias lácticas, por lo tanto, la 4 presencia de inhibidores en la leche ocasionará que se retarden o impidan el desarrollo de las bacterias, ocasionando mayores costos de elaboración y perdida materia prima.

Sin embargo, el punto más importante para la Planta industrial está asociado al concepto de seguridad agroalimentaria. Los consumidores han acrecentado las exigencias demandando día a día alimentos sanos y seguros. Es así, como los productos lácteos, alimentos muy valorados por su composición nutricional y que forman parte importante de la dieta de las personas, deben procurar cumplir estos requisitos. La presencia de inhibidores en alguno de estos productos, provocaría potencialmente la presentación de cuadros de resistencia a antibióticos (fármaco-resistencia) o la aparición de shock anafiláctico (reacción alérgica aguda a la presencia de, por ejemplo, Betalactámicos como la penicilina) en los consumidores, generando consecuencias catastróficas (pérdida de credibilidad, sumarios, cierre de mercados, etc.) para la Planta Industrial y la Marca involucrada.

Entonces, ¿qué podemos hacer nosotros como Productores Responsables para evitar este tipo de eventos?

Al comprar cualquier producto que contenga un antibiótico debemos poner especial atención al periodo de resguardo.

¿Qué es el periodo de resguardo y quienes lo contienen?

El periodo resguardo, es el tiempo que comprende entre la última administración de un medicamento hasta cuando la leche ya no tiene residuos de antibióticos. Una vez que se cumple este plazo, la vaca puede regresar a la ordeña.

Existen estudios que revelan que el 61% de los casos positivos a residuos de antibióticos en leche, se debe al uso de terapias intramamarias utilizados para casos de mastitis clínica; 31 % de los casos por antibióticos utilizados en el periodo de secado; 6% a antibióticos inyectables y el 1 % restante a otra causa. (Parra, 2003). Igualmente, no debemos olvidar que las aplicaciones de antibióticos intrauterinos, producen residuos en la leche.

Todos los medicamentos tienen indicaciones que no se deben pasar por alto antes de su administración a los animales. Por lo tanto siempre se deben leer las recomendaciones presentes en los envases. Además los medicamentos que administremos a nuestros animales deben ser recetados por un Médico Veterinario, quien debe indicar la dosis, el tiempo de administración y periodo de resguardo.

La forma más clara de prevenir la presencia de inhibidores en leche, es tener claro las Causas más frecuentes de como los inhibidores pueden contaminar su leche y de esta forma evitar que se sucedan en nuestros predios:

  • Ordeño de vacas que han presentado aborto o con períodos secos muy cortos, y que hayan sido tratadas con antibióticos de larga acción.
  • Uso de medicamentos no aprobados para la especie.
  • No respetar los periodos de resguardo
  • Aplicación de medicamentos sin recomendación del Médico Veterinario.
  • Administración de medicamentos por vías no recomendadas, por los laboratorios fabricantes.
  • Descarte de leche, solamente del cuarto mamario tratado con antibiótico.
  • Fallas en los registros: Se recomienda mantener registros actualizados y de fácil acceso a los ordeñadores para cuando existan dudas al momento de la ordeña
  • Animales que de los cuales se pierden las medidas de marcaje de tratamiento. Para estos casos hay que tomar medidas como el marcaje de las vacas con elementos que sean firmes y de fácil reconocimiento por parte del ordeñador en la sala como son los marcadores en barra, spray, pulseras, entre otros, evitando marcas que se borren o salgan fácilmente.
  • Personal desinformado: El los casos de reemplazos de los ordeñadores oficiales, debe quedar indicado cuales son las marcas y específicamente dejar anotadas en un lugar fácilmente visible la identificación individual de las vacas que se encuentran bajo tratamiento y cuando se pueden liberar para su ingreso al estanque.

Le recordamos que como Sub Gerencia de Insumos Agrícolas y Servicios a Cooperados estamos siempre atentos a esta temática y procuramos poner a vuestra disposición diferentes herramientas que le ayuden. Las Agencias Comerciales de COLUN cuentan con una completa gama de productos que le permitirán marcare identificar a los animales tratados, además, el Laboratorio Agropecuario realiza análisis de detección de inhibidores lo que le permitirá tomar una decisión oportuna y efectiva que disipe cualquier duda antes del envío de la leche.

Fuente: María Parra; 2003; Manual Técnico de Los residuos de medicamentos en leche.