Consejos de Manejo de Ternereras Previo a la Temporada de Partos

0
492

Los periodos de parto, sobre todo cuando se tiene un sistema estacional, resultan ser muy estresantes tanto para las personas, como para los animales. Por esta razón es importante tener una buena preparación y planificación previa. A continuación se presentan algunos consejos que pueden ayudar a afrontar mejor la próxima temporada de partos en la llegada de las crías a la ternerera.

1. LIMPIAR “A FONDO” LOS RESIDUOS DE LA TEMPORADA ANTERIOR

Si las camas son de tierra, es importante una vez sacada la paja, picar y remover la tierra de los corrales antes de aplicar el desinfectante. Al no tener animales alojados en las ternereras, es posible elegir un desinfectante más fuerte, por lo que es importante, hacer las consultas pertinentes a sus asesores para una correcta elección, la cual debe estar basada en la acción que tenga sobre las bacterias que causaron problemas en la temporada pasada. Como consejo adicional, es importantísimo SIEMPRE seguir las indicaciones del fabricante (lo que dice la etiqueta), en cuanto a la forma de usarlo, tanto para el ingreso de animales y la manipulación del producto, de manera de realizar una desinfección efectiva y segura para todos.

2. REVISIÓN DE INSTALACIONES

Muchas veces las fallas en las ternereras están dadas por “detalles”, que a simple vista no parecen importantes, pero sin duda marcan la diferencia en salud, ganancia de peso y crecimiento de los terneros. A continuación, se mencionan algunos de los puntos más relevantes a corregir antes de la temporada de partos.

Mantención de temperatura: Los terneros son poco eficientes en mantener la temperatura corporal; y cualquier desajuste (ya sea mucho calor o frío) afectará la salud de éstos, crecimiento y desarrollo posterior. Para mantener la temperatura es importante considerar un buen sustrato de cama (al menos considerar 20 cm de paja seca) y una ventilación que permita un buen flujo de aire. Muchas veces se comete el error de tratar de ventilar mucho la ternerera para evitar neumonías, pero si esta ventilación llega directamente al cuerpo de los terneros, tiene un efecto contrario, favoreciendo la pérdida de temperatura corporal, bajo crecimiento y la aparición de enfermedades. Se recomienda cerrar las ternereras al menos 1,5 a 2 metros de alto ( ver esquema 1 ), esto incluye tapar agujeros (tablas rotas en las paredes), mantener cerradas puertas y verificar dentro de los corrales que no existan corrientes de aire que puedan afectar a los terneros (agacharse y observar).

FIGURA 1: FLUJO DE AIRE RECOMENDADO DENTRO DE LA TERNERERA.

No debe haber corrientes de aire que lleguen directamente al cuerpo del ternero, debemos proteger una altura de al menos 1,5 a 2 mt

Tamaño de corrales: Ya sean individuales o colectivos, es importante considerar un espacio mínimo para cada ternero, por eso, según el tamaño y la edad hay que considerar al menos un espacio 1,5 a 2 m2 para cada uno, considerando al menos 30 cm de comedero y un buen acceso a agua de buena calidad.

Distribución de los corrales: La planificación estratégica del cómo se ubican los diferentes elementos dentro del corral, ayudará a hacer más eficiente el recambio de camas, manteniendo a los terneros limpios por más tiempo.

El objetivo de la correcta distribución de los elementos dentro del corral (comederos, agua, zona de descanso), es facilitar la limpieza de manera de poder mantener los terneros secos por mayor tiempo, dándoles un correcto acceso a los comederos y bebederos. Este objetivo se logra cuando se optimizan las áreas de descanso secas. Por ejemplo (ver esquema 2), usualmente las rejillas con heno están al final del corral, lo que significa que hay terneros parados comiendo, defecando y orinando alrededor de este. Es por eso que zona alrededor de los comederos y bebederos se define como “zona húmeda”. Si queremos mantener una menor superficie de “zonas húmedas” dentro de los corrales debemos trasladar estos elementos (rejillas de heno por ejemplo) hacia el área de los comederos, o incluso, se puede dar mezclado con el concentrado (paja de buena calidad 5-8 cm de largo).

 FIGURA 2:

Ofrecer fibra al final del corral disminuye las áreas secas dentro del corral (Esquema 1), favoreciendo la aparición de enfermedades y un mayor trabajo en la limpieza de los corrales, por lo que si queremos optimizarlo (Esquema 2), una estrategia es trasladar el heno hacia el sector de los comederos.


Esquema 1: Menos áreas de descanso secas

Esquema 2: Optimización de áreas de descanso secas

3. TENER PROTOCOLOS CLAROS Y BIEN UBICADOS

Hay que recordar que la ternerera es el lugar de alojamiento de animales más susceptibles a enfermedades y muertes, el cual debe manejar procedimientos rigurosos para mantener la salud de los animales más jóvenes, esto último, determinará la eficiencia de la lechería en el futuro. Como recomendación, se sugiere 4 protocolos básicos, los cuales deben estar ubicados en lugares visibles para que actúen como recordatorios.

a) Protocolo de llegada a la ternerera: Incluye procedimientos de toma de calostro, identificación del ternero y desinfección del ombligo. Es importante mantener este protocolo visible en la maternidad y en el lugar donde llegan los terneros más pequeños.

b) Protocolo de Instalaciones: Este protocolo es importante ya que determina la rutina de higiene (indicando la periodicidad del cambio y desinfección de camas), y cantidad de terneros por corral, de manera que no exista sobrepoblación, ya que puede ser una causa de aparición de enfermedades. Este protocolo tiene que estar visible a la llegada de la ternerera de modo que exista una señal clara de la importancia de mantener corrales en buen estado.

c) Protocolo de alimentación: Es importante tener de manera clara cuál es la estrategia a utilizar en este periodo, según los objetivos para la temporada. El protocolo debe incluir cantidad de leche, concentrado y heno a ofrecer por ternero en cada periodo, las medidas de higiene de los elementos a utilizar y la calidad del agua de bebida. Una ubicación estratégica es en el lugar donde se almacenan y/o preparan los alimentos(por ejemplo,donde se prepara el sustituto), el cual debe indicar de manera simple y esquemática, cómo alimentar a los terneros según edad.

d) Protocolo de enfermedades: Es inevitable tener enfermedades dentro de una ternerera, pero, para tener buenos resultados, es necesario actuar de manera rápida y eficiente. Muchas veces los protocolos no se encuentran de manera visible o son muy engorrosos para los operarios, por eso, antes de comenzar la temporada, es importante que su veterinario actualice los procedimientos a realizar en la temporada, y queden disponibles de manera clara sencilla, preferentemente en el lugar de almacenamiento de los medicamentos.

4. CAPACITACIÓN DEL PERSONAL

Sin duda, tener un personal capacitado en las labores de la ternerera, determina el éxito de cualquier planificación. Por eso, hay que aprovechar los periodos de menos actividad para hacer una capacitación, que actúe como recordatorio y apoyo de las diferentes actividades y tareas a realizar.

Actualmente en COLUN, ya se encuentra disponible el servicio de apoyo para evaluar, hacer seguimiento y capacitar al personal que trabaja directamente en el proceso de crianza. Por esta razón los invitamos a coordinar una visita de evaluación, sin costo al +56990471492 o a viviana.apiolaza@colun.cl.