Urea en Leche: Herramienta de Evaluación Nutricional

0
27
Corte De Cola En Vacas De Lechería
Corte De Cola En Vacas De Lechería

Para lograr un adecuado rendimiento productivo, una vaca lechera requiere de un adecuado aporte de proteína, este debe suplir sus requerimientos de aminoácidos esenciales y no esenciales, es muy común que se formulen las raciones con un exceso de proteína, para “asegurar” el aporte requerido.

El exceso de proteína, dentro del animal, se descompone en amoniaco, compuesto tóxico, que luego es detoxificado en el hígado, transformándolo en urea. La urea entra en el flujo sanguíneo y puede ser excretada a través de la orina y la leche, o ser “reciclada” a través de la saliva.

Las concentraciones de urea en leche son muy similares a las de urea en sangre, y por ser una muestra más fácil de obtener y no invasiva, permite un monitoreo continuo de los niveles de urea.

La concentración de urea en sangre/leche es influenciada por una serie de factores como consumo de proteína, degradabilidad de la proteína, composición aminoacídica, degradabilidad ruminal, consumo de carbohidratos (estructurales / no estructurales), degradabilidad de los carbohidratos y factores propios del animal como raza (jersey suele presentar niveles de urea más altos que holstein), peso, edad, numero de parto, periodo de lactancia, producción de leche, tiempo de ordeño, número de ordeños al día, consumo de agua, etc. Efectos ambientales como cambios estacionales pueden también influenciar los valores de urea en leche.

Monitorear niveles de urea en leche resulta ser una herramienta para el productor lechero y el nutricionista ya que puede indicar una serie de problemas, como un exceso o deficiencia de proteína en la dieta, un desbalance entre las proteínas degradables y no degradables, exceso o déficit de fuentes de energía fermentable en el rumen, funcionamiento hepático y renal.

Se considera un adecuado nivel de urea en leche cuando éste se encuentra entre 250 a 400 mg/lt, niveles bajo o sobre estos valores son una señal de alerta para el nutricionista.

Altos niveles de urea podrían indicar que la dieta contiene un exceso de proteína respecto de los requerimientos de producción, que el forraje contiene altos niveles de proteína degradable en el rumen que los microorganismos ruminales no son capaces de capturar, altos niveles de urea también se presentan cuando los niveles de energía fermentable a nivel ruminal en la ración son muy bajos, ya que los microorganismos ruminales necesitan de suficiente energía para “procesar” la proteína además el organismo requiere de energía para transformar el exceso de amonio en urea. Aunque también los niveles de urea pueden subir levemente sobre el óptimo en primavera u otoño, época en las cuales hay un gran contenido de nitrógeno en el pasto.

Bajos niveles de urea en leche indica que la proteína bruta de la dieta es baja y/o que los niveles de carbohidratos no estructurales fermentables en el rumen son altos, un bajo nivel de urea en leche puede asociarse con una diminución de la producción de leche y de proteína en leche.

Altos niveles de urea en útero podrían producir problemas reproductivos ya que un exceso de ésta torna tóxico el ambiente uterino para esperma y embriones, y al parecer reducirían la eficacia del sistema inmune, dejando al animal susceptible a infecciones como mastitis, metritis, laminitis, etc.

Para el productor lechero este debería ser un parámetro a tener presente al formular una ración para su ganado lechero, ya que la proteína es uno de los componentes de mayor costo en la dieta, así si se está dando en exceso, es un dinero que se está perdiendo, y el análisis de urea en leche es de muy bajo costo. Además la explotación verá disminuidas sus utilidades debido a la baja de fertilidad, al costo de las dosis de semen que se deberá repetir, aumento del lapso parto preñez, abortos, tratamientos por enfermedad, debido a la baja inmunitaria, etc.

La determinación de urea en leche no debe ser el único parámetro a analizar al formular/modificar una ración, esta es una herramienta que se complementa con el análisis de proteína en la dieta, ya que por ejemplo un porcentaje de proteína mayor a 3,2% y urea mayor a 300 mg/lt puede darse con un exceso de proteína en la dieta, pero a igual nivel de urea pero proteína menor a 3,2% puede darse por una carencia de energía en la ración, entonces, si bien es una excelente herramienta, no debe ser analizada por si sola.

Conclusiones

Medición de urea en leche es un test diagnóstico de fácil uso que puede ayudar a evaluar y corregir la alimentación que se le suministra al rebaño, pero no debe ser utilizada como único parámetro.

Altos niveles de urea se presentan cuando la dieta tiene un alto contenido de proteína y/o un bajo contenido de energía.

Bajos niveles de urea pueden indicar bajos niveles de proteína y/o altos niveles de energía en la dieta.

Altos niveles de urea pueden afectar la función reproductiva.

 

Bibliografía

Acosta, Y., Delucchi, l., Olivera, M., Dieste, C. 2005. Urea en leche: factores que la afectan. lNIA, Uruguay.
Eicher, R. Evaluation of the metabolic and nutritional situation in dairy herds: diagnostic use of milk components. En: 23st World Buiatrics, Quebec, Canada (6p).
Ferguson, JD., 2000. Milk urea nitrogen. -Jonker, JS. Et al. 2002. Use of milk urea nitrogen to improve dairy cow diets. J. Dairy Sci. 85: 939-946.
Miller, Z. et al. s/f. Milk urea nitrogen (MUN). Dairy Team extensión. University of Wisconsin. lp.
Nousiainen, J. et al. 2004. Evaluation of milk urea nitrogen as a diagnostic of protein feeding. J. Dairy Sci. 87: 386-398.