Tasas de Crecimiento de Praderas con Riego en Verano

0
903
riego

La alimentación de vacas lecheras en base a praderas permite sistemas de alimentación de bajo costo. El lograr este bajo costo es dependiente del clima y la eficiencia de utilización de estas (pastoreo). A su vez la calidad y cantidad de la pradera ofertada a los animales, no es persistente a través del año y hay épocas en que existe un marcado déficit de crecimiento ya sea por temperatura y/o falta de agua, como a su vez épocas de gran crecimiento y por ende con excedentes de forraje que permiten la conservación.

El clima y el nivel de fertilidad del suelo definen en gran parte el rendimiento de forraje y la distribución estacional de la producción de las praderas permanentes. La diversidad de las condiciones climáticas a lo largo del año genera una marcada estacionalidad, en términos de crecimiento y calidad nutritiva. En términos generales, durante la primavera se logra más del 50 % de la producción anual, con un forraje cuyo valor nutritivo alcanza su máxima expresión, mientras que en el invierno el aporte de la pradera difícilmente alcanza el 10% del rendimiento total, con un forraje cuyo contenido de agua es excesivo y bajo en fibra efectiva. La figura 1 muestra la curva de crecimiento de una pradera promedio de las Estaciones de Medición de Praderas de COLUN, donde se observa la gran diferencia de crecimiento en primavera e invierno. En esta curva también se muestra el importante efecto de la sequía de verano sobre el crecimiento de la pradera (febrero y marzo), en un verano seco el crecimiento de la pradera puede ser inferior al crecimiento invernal, en contraste en un verano lluvioso o con uso de riego el crecimiento es similar al de primavera.

FIGURA 1. CURVA DE CRECIMIENTO DE UNA PRADERA PROMEDIO DE LAS ESTACIONES DE MEDICIÓN DE PRADERAS DE COLUN

tasa crecimiento promedio

FUENTE: Elaboración propia con datos de Estaciones de medición de praderas COLUN.

La figura anterior muestra el diferencial que genera la pradera de secano versus la pradera con riego para la última temporada de verano 2018. Durante el mes de enero la tasa de crecimiento fue de 56,7 kg de MS/ha en praderas de riego y en praderas de secano 38,1 kg MS/ ha, durante el mes de febrero y marzo se generaron las mayores diferencias, donde la pradera con riego tuvo una tasa de crecimiento de 39,8 y 55 kg MS/ha, para febrero y marzo y la pradera de secano fue de 9 y 7,7 kg MS/ha, durante febrero y marzo, respectivamente.

FIGURA 2. CURVA PRECIPITACIONES PROMEDIO DE LAS 4 ESTACIONES DE MEDICIÓN COLUN

precipitaciones promedio

Las bajas tasas de crecimiento de praderas de secano durante los meses de febrero se explican por las bajas precipitaciones del mes de enero y febrero (Figura 2), y la baja tasa de crecimiento de praderas de secano durante marzo se explica porque las precipitaciones de marzo acontecieron a fines del mes de marzo, por lo que las plantas no pudieron expresar crecimiento durante todo ese mes y recién en abril aumentó el crecimiento de praderas cuando hubo suficiente humedad en el suelo.

CUADRO 1. PRODUCCIÓN DE MATERIA SECA DICIEMBRE A ABRIL RIEGO V/S SECANO(ESTACIONES MEDICIÓN COLUN)

tabla riego

Las tasas de crecimiento fueron superiores para las praderas bajo riego, desde Diciembre 2017 hasta Abril 2018 y recién se igualaron con las tasas de crecimiento de praderas de secano durante el mes de Mayo del presente año, por lo que las diferencias de producción correspondieron a 3.590 kg de MS/ha adicionales en praderas bajo riego versus praderas de secano en las estaciones de medición de praderas de COLUN (CUADRO 1).

vacas

Pastoreo de vacas lecheras en primavera.

¿DE QUÉ DEPENDE LA PRODUCCIÓN DE LAS VACAS EN PASTOREO?

  • Cantidad de forraje consumido
  • Calidad de forraje consumido

CUADRO 2. MUESTRA DE FORRAJE COMPARATIVA ENTRE PRADERAS DE RIEGO Y SECANO EN VERANO (FECHA DE MUESTREO 18-01-18)

riego verano

Respecto a la calidad nutricional de las praderas el cuadro 2 muestra que durante el verano se tienen niveles adecuados de proteína en las praderas bajo riego y las praderas de secano son deficitarias, además los niveles de fibra (FDN) fueron muy altos en praderas de secano,lo que limita el consumo de pradera por parte de los animales.

VENTAJAS DE RIEGO EN PRADERAS

  • Gran ahorro de forrajes conservados. La producción de las praderas con riego fue de 3.590 kg de MS/ ha más durante el verano pasado en relación con las praderas de secano. Es necesario mencionar que en condiciones de verano lluvioso probablemente esta brecha sea menor, pero la ocurrencia de veranos lluviosos es poco frecuente.
  • Permite aumentar carga animal.
  • Mejora la calidad de la dieta de las vacas lecheras (aporta proteína de bajo costo).
  • Asegura persistencia de la pradera.

No se debe descuidar la aplicación de fertilizantes nitrogenados y los elementos deficitarios en el suelo, recordar que una pradera regada tiene potencialmente mayor producción, pero también debe tener fertilidad adecuada para expresar ese potencial, por lo que es necesario aplicar dosis extras de itrógeno en diciembre, enero y febrero. La dosis práctica es 1 unidad de Nitrógeno por día (70-75 kg urea/ha).

Para mayor información no dude en contactar a los profesionales del departamento de Agroservicios, siempre dispuestos a apoyar a los cooperados en mejorar los sistemas productivos y aclarar dudas.

sequia

Pradera durante verano seco