¿Mejor Preparados para Enfrentar el 2020?

0
386

Claro que estaremos mejor preparados para enfrentar el 2020 desde el verano hasta el invierno al menos; ya que después de varios años de experiencia con sequía podemos darle pautas que han practicado muchos cooperados, que han sido exitosas y sabemos que le serán de gran utilidad.

1ª Pauta: es preferible que sobren forrajes conservados.

Si no cubre los requerimientos de materia seca de los animales durante invierno, e incluso primavera temprana, disminuirá la productividad animal y aumentará el costo de producción. Para que se haga una idea debe pensar en al menos 2,2 ton MS/año de forraje conservado para una vaca de 580 kg de peso vivo (esto es un equivalente de 12 bolos de ensilaje aproximadamente).

2ª Pauta: disminuya las pérdidas de forrajes conservados

practicando un buen manejo de estos, ya sea antes y/o durante la cosecha, durante la extracción, durante los traslados en el caso de bolos y/o en los comederos. Las pérdidas en la confección y fermentación pueden llegar a un 20% y si además no se tiene un buen sistema de suministro del forraje estas pueden llegar a un 50% desde que cosechó hasta lo que dejó la vaca en el comedero o en el piso donde fue ofrecido.

Previo a la cosecha escoger el lugar adecuado tanto para almacenar bolos como para confeccionar las parvas.

Es importante disminuir la altura tradicional de sus parvas, ojalá menos de 8 metros de ancho y el largo debería aumentar. El objetivo es definir la altura y ancho que le asegure que avanzará diariamente lo suficiente para evitar que la cara expuesta se caliente. Cuando se genera calor hay pérdida de nutrientes que vemos como vapor y además desarrollo de hongos que vemos como manchones de colores diferentes, que alteran la palatabilidad.

FOTO 1. EJEMPLO DE UNA PARVA BIEN MANEJADO

donde no hubo pérdida en la superficie en contacto con el plástico y la extracción es ordenada y limpia. Parcela San Antonio, San Pablo.

También debe decidir si usará tecnología como film (barreras de oxígeno) debajo del tradicional plástico negro, o selladores en base a ácidos orgánicos que inhiben el desarrollo de hongos principalmente.

FOTO 2. USO DE FILM, BAJO EL PLASTICO NEGRO

Durante la cosecha debe insistir en pre-marchitar, picar, y compactar. Si fuese necesario, no permitir descargar un nuevo coloso cuando estén haciendo una parva hasta que terminen de compactar el forraje ya depositado.

FOTO 3. COMPACTACIÓN CORRECTA DE UNA PARVA

Durante la extracción considere si el equipo o herramienta que usará es el adecuado y si el personal está bien capacitado para desarrollar esta actividad.

FOTO 4. EXTRACCIÓN DEL MATERIAL CONSERVADO EN UNA PARVA

Durante el traslado de bolos muchos plásticos se rompen, entra aire y el forraje comienza a podrirse. Incluso para parvas, tapar hoyos lo antes posible para disminuir las pérdidas. En su agencia comercial hay disponibles rollos de huincha para sellar.

FOTO 5: TRASLADO DE BOLOS

Otra importante fuente de pérdidas puede encontrarse durante y/o después de repartir el ensilaje en comedero. Lo primero es preguntarse si tiene comedero suficiente para que todas sus vacas coman al mismo tiempo.

En el caso de suplementar en comederos redondos ojalá usar uno para máximo 6-7 vacas en lactancia/comedero y en el caso de vacas en preparto solo 5-6 vacas por comedero.

En el caso de usar aros debe estar consciente de que con esta forma de entrega de alimento hay pérdidas, menores en todo caso a no tener otra forma de ofrecerlo y son de fácil manejo.

En el caso de comederos metálicos cóncavos las manos de la vaca adoptan una mejor posición frente a la comida y la disposición lineal permiten disminuir las pérdidas frente a comederos redondos.

FOTO 6. EJEMPLOS DE TIPOS DE COMEDEROS



En comederos techados, como los de las siguientes fotografías, disminuyen las pérdidas de forrajes y se puede mejorar su aprovechamiento complementando la dieta con sales minerales, moduladores de la función ruminal y alimentos concentrados.

FOTO 7. COMEDEROS TECHADOS


3ª Pauta: Conozca la calidad de sus forrajes. Programar muestreos en base a la fecha de la cosecha para disponer de resultados lo antes posible. Este muestreo le permitirá, dentro de otros parámetros nutricionales importantes, conocer el porcentaje (%) de Materia Seca (MS) de sus forrajes y le permitirá cuantificar mejor el inventario real de materia seca disponible como forraje conservado.

4ª Pauta: Cuantifique el stock de forrajes conservados, ya sea como fardos, bolos o parvas con el objetivo de llevarlos a materia seca (MS) conservada y monitoree periódicamente el avance.

a) Para fardos:

  • Pesar 4 a 6 fardos, el peso promedio multiplicarlo por su % de MS y dividirlo por 100. Ejemplo:

Peso de 5 fardos: 18 – 17 – 19 – 18,5 – 18,2 kg Peso Promedio: 18,1 kg/fardo
Análisis básico: 86 % MS
Cálculo: (18,1 x 86)/100 = 15,6 kg MS/fardo

b) Para bolos:

  • Sin pesa, sin % MS: Medir alto y diámetro para calcular los metros cúbicos (m3) conservados de varios bolos para estimar un promedio. Usar como referencia que 1 m3 de bolo almacena 190 kg MS (a menos que tenga un dato propio).
  • Con pesa y dato de % MS: Pesar varios bolos, en base a un peso promedio y al resultado de un muestreo representativo estimar los kg MS/bolo.

Ejemplos:
Bolos de 650 kg de peso promedio Análisis: 34% MS
Cálculo: (650 x 34/100) = 221 kg MS

Bolos de 420 kg de peso promedio Análisis: 56% MS
Cálculo: (420 x 56/100) = 235 kg MS

c) Para parvas:
Estimación de los m3 conservados: medir ancho (a),

alto (h) y largo (l).

Se sugiere descontar por pérdidas de fermentación y manejo un mínimo 25% en parvas. En ensilajes tipo trinchera o con paredes de cemento las pérdidas pueden disminuir a 15% mínimo (salvo que tenga su propia medición).

Forma de estimación 1: Multiplicar ancho x largo y por alto

  • Ancho 8 m
  • Alto promedio 1,2 m
  • Largo 40 m

 

En este caso serían 384 m3. Si se asume que en los bolos cada m3 almacena 190 kg MS y al descontar un 25% de pérdidas, nos quedamos con el 75% aprovechable por lo tanto tendremos 54.720 kg MS conservada.

384 m3 *190 = 72.960 kilos; – 25% de perdidas (18.240 kilos) =54.720 kilos.

Forma de estimación 2: En base a los mismos 384 m3, y conociendo que cada m3 pesa 600 kg de MV aproximadamente, y que el análisis de forrajes dio como resultado que el ensilaje tiene 32% de MS y le restamos el 25% de pérdida tenemos 384 x 600 x 32/100 = 73.728 kg MS, ahora restamos el 25% de pérdida, que serían 18.432 kg MS, por lo tanto quedan 55.296 kg MS disponibles.

FOTO 8: CUBICANDO (MIDIENDO) SILOS PARVA

5ª Pauta: Defina el Inventario Animal desde Enero a Octubre.

Seleccione cuáles serían los animales que por ningún motivo deben seguir en el rebaño, ya sea por salud mamaria (vacas con 2 ó 3 cuartos funcionales; vacas con altos recuentos de células somáticas en forma consistente); por salud podal (vacas cojas); por reproducción (vacas repetidoras, vacas no preñadas con baja producción y/o muchos días de lactancia); por producción y/o por enfermedades en control.

Proyectar vacas en ordeña hasta Septiembre al menos para lo cual es determinante contar con buenos registros de cubiertas y palpaciones/diagnóstico de gestación al día. De modo de asegurar una mayor cantidad de diagnósticos se puede recurrir al test de preñez en leche o sangre desde el día 28 de gestación, el cual se reconfirma en el examen ginecológico del médico veterinario.

Lo anterior ayudará a estimar mejor las necesidades de forraje para un gran porcentaje de los animales de su predio.
6a Pauta: Realizar el balance forrajero con los datos anteriormente recopilados y de acuerdo al sistema productivo que haya definido de modo de definir las estrategias necesarias para cumplir con la 1a Pauta.

Cualquier duda tenga presente que los profesionales de la División Agroservicios de su cooperativa estaremos dispuestos a atender sus consultas.