Herramientas de Laboratorio para Mantener y Mejorar su Calidad de Leche

0
52

Las herramientas de laboratorio son una gran ayuda para los productores lecheros, permitiendo tomar correctas y asertivas decisiones, tanto en el rebaño como en el futuro individual de las vacas. Para resguardar la calidad de leche de nuestras vacas, es importante conocer cuáles son las debilidades y fortalezas del rebaño. La mejor manera es tener un monitoreo constante y utilizar la información recolectada para tomar las mejores decisiones.

Mantener un rebaño con la salud mamaria bajo control, es sin duda el objetivo de toda lechería, ya que aumenta la eficiencia económica, aprovechando el potencial genético de nuestras vacas, asegurando la longevidad, generando menos gastos en medicamentos, mano de obra (operarios, veterinarios), además de la obtención de mejores resultados reproductivos (Oltenaku et al., 1994; Heikkilä et al.,2012).

El control se obtiene en base a antecedentes. Buenos registros prediales son vitales al momento de mejorar y mantener la salud de nuestro rebaño, a su vez, las herramientas de laboratorio nos permiten monitorear e identificar variaciones en el comportamiento de la salud mamaria de nuestras vacas de manera objetiva. Por eso se recomienda tener seguimientos que nos permitan detectar cambios en el comportamiento de RCS y/o bacteriología de nuestras vacas. De ésta manera se puede actuar de manera temprana antes que el problema nos afecte de mayor manera, ya sea por el descarte de una gran cantidad de leche o el castigo por la planta.

Normalmente acudimos a los exámenes de laboratorio cuando tenemos un problema, y sin mucha información es poco lo que logramos, por ende, nos frustramos fácilmente. Lo primero que debemos considerar es una evaluación de manera global de él o los factores que realmente están afectando a la salud mamaria de nuestro rebaño, y no dejarnos guiar o alarmarnos por casos puntuales o aislados. A continuación mencionaré cuáles son las principales herramientas que tenemos disponibles y de qué manera podemos utilizarlas en nuestro beneficio.

Cultivo de Estanque (BTA):

Se obtiene a partir de una muestra de leche del estanque. Este examen es el que nos entrega la mayor cantidad de información, de manera global, acerca de nuestro rebaño a nivel bacteriológico. Aquí podemos identificar cuáles son los principales grupos de bacterias que están afectando a nuestras vacas y de dónde provienen (ya sea ambiental o de tipo contagioso). Además, se puede evaluar la limpieza de la rutina en el pozo y el equipo de ordeño. Para tomar esta muestra hay que contar con un frasco estéril, un cucharon específico para la toma de muestra, preferentemente de acero inoxidable, además de alcohol de 90° y una fuente de fuego (encendedor). Es importante que antes de tomar la muestra, el estanque debe ser agitado a lo menos 3 minutos. Cuando se tienen los implementos necesarios para la extracción de leche del estanque se debe flamear el cucharon, dejar que se enfríe y tomar la muestra evitando que el cucharon tenga contacto con otras superficies y colocar la leche dentro del frasco estéril. El transporte debe ser resguardando la cadena de frío para no alterar los resultados de la muestra. El cultivo de estanque (BTA) es una excelente herramienta cuando estamos controlando una infección subclínica o monitoreando un rebaño “sano”. Las desventajas son, que la interpretación de este examen, por su complejidad, tiene que estar a cargo de profesional experto en el tema. Hay que considerar que sólo se incluyen las vacas que van a estanque, quedando fuera las vacas que son segregadas y que normalmente son las que tienen mayores problemas de mastitis. Para corregir el último punto hay que complementar este examen con los registros prediales y otros antecedentes como son los cultivos de leche individuales.

Cultivo de Leche Individual en Lactancia

En este caso se toman muestras individuales a las vacas infectadas para detectar el patógeno que la está afectando. Es una gran herramienta para las elecciones de manejo (segregación) y tratamiento de las vacas. La toma de muestra la tenemos que hacer con frascos estériles, además de contar con alcohol a 70° o toallitas desinfectantes, el uso de guantes para la obtención de muestras es muy importante. Los pezones deben ser preparados de la misma manera como si fueran a ser ordeñados. Una vez limpios y secos se debe desinfectar la punta del pezón con el alcohol o toallita desinfectante.

Eliminar los primeros chorros y tomar la muestra en el tubo con un ángulo de 45° evitando la entrada de suciedad en el tubo. Se recomienda hacer cultivos individuales por vaca en los casos de mastitis clínica (cuando se ven alteraciones de la leche a simple vista) de manera separada por cuarto afectado y cuartos afectados combinados en el caso de las mastitis subclínicas. Es importante, además de una buena toma de muestra y mantención de la cadena de frio en el trayecto hacia el laboratorio, una correcta identificación, indicando los cuartos a muestrear y si se trata de una mastitis clínica o subclínica. Se puede complementar este examen con un antibiograma, que nos ayuda al descarte de algunos antibióticos o un examen especifico de resistencia para patógenos complejos como lo es el examen de resistencia a betalactámicos, este último es una gran herramienta que se encuentra disponible en el laboratorio de COLUN y que nos permite descartar un grupo de antibióticos, sobre todo en los casos severos de Staph aureus.

Cultivo de Leche Individual de Secado

Este examen se realiza cuando estamos próximos a un periodo en el cual tenemos programado el secado en un porcentaje importante de nuestro rebaño, la idea es poder elegir la mejor terapia antibiótica para este periodo. La toma de muestra se realiza de la misma manera que para el cultivo de leche individual en lactancia. Se recomienda hacer un cultivo individual de un grupo de vacas (10-20% de las vacas a secar) un mes previo al secado programado, priorizando las vacas que hayan tenido problemas en su lactancia (recuentos altos o mastitis clínicas recurrentes). Este resultado nos permite descartar algunos antibióticos y elegir de mejor manera la protección de las vacas en el periodo donde existe un mayor riesgo de contraer mastitis y obtener un mayor porcentaje de cura en vacas con problemas.

Recuento de Células Somáticas Individual por Vaca

Este examen sirve para monitorear la salud mamaria del rebaño. De esta manera se pueden tomar decisiones de tratamientos o manejos de los animales. Para tomar la muestra sólo debemos contar con los frascos de tapa azul, el cual contiene bromopol como preservante. El procedimiento es igual que si la vaca se fuera a ordeñar de manera normal, limpiando los pezones y eliminando los primeros chorros. Realizado éstos pasos, se debe sacar leche en la misma cantidad de los cuatro cuartos llenando ¾ del frasco, cuidando siempre la limpieza. La principal desventaja es que es sólo una “foto” de la vaca en ese momento, por lo que tomar decisiones con sólo un muestreo puede ser apresurado y muchas veces erróneo. Para corregir este problema se recomienda tener al menos tres recuentos individuales, los cuales son recolectados de manera mensual y así evaluar el comportamiento de células somáticas de la vaca en el rebaño. Utilizando la misma muestra de leche, este examen se puede complementar con la composición de leche por vaca (grasa y proteína).

Composición de Leche Individual por Vaca

Este examen está principalmente orientado a evaluar la nutrición y la expresión de la genética de nuestro rebaño (obtención de mayores sólidos mediante selección de hembras), más que salud mamaria. Se recomienda realizarlo mediante instrumentos conectados al equipo de ordeño y no de la manera manual descrita anteriormente, de manera de obtener una muestra representativa de la composición de toda la leche producida por la vaca.

Teniendo una mejor sanidad del rebaño, existe una mayor posibilidad de poder elegir qué animales queremos reponer, disminuimos los costos de producción y en definitiva aumentamos el bienestar animal y del personal de nuestras lecherías, por lo que tener buenos registros y un monitoreo constante, más que un gasto extra, resulta una muy buena inversión.

Referencias
Oltenaku et al, 1994 Epidemiological study of clinical mastitis in dairy cattle. Vet Res.; 25 (2-3):208-12.
A.-M. Heikkilä et al.2012 Costs of clinical mastitis with special reference to premature culling J. Dairy sc. Vol 95, Issue 1, Pages 139–150.