Funny curious cow looking at the camera while other cows eating hay in background at cattle farm.

Productores lecheros y productores de carne no solo invierten en la genética del ganado sino también en la genética de híbridos de maíz, en granos y dietas ofrecidas en la alimentación. Los híbridos de maíz que se cultivan para el ensilado y/o granos deben ofrecer el máximo en términos tanto de energía del almidón como de forraje por cada hectárea sembrada. Para lograr una gran concentración de energía en la alimentación, se debe prestar especial atención al contenido de almidón y su degradabilidad en el rumen como también al contenido de fibra y su digestibilidad.

La digestibilidad del almidón está muy influenciada por los factores de la genética de la semilla, maduración del grano, tamaño de partícula, madurez de la cosecha, método de procesamiento y conservación del grano, contenido de humedad, fermentación del ensilaje y tiempo de conservación (la fermentación y degradabilidad óptima del almidón en el ensilaje de maíz es de 3 a 4 meses después del sellado el silo).

El valor energético del ensilaje maíz y de las dietas se deriva principalmente de la fibra y del almidón. Por cada kilo de fibra o almidón hay teóricamente 4,2 calorías potenciales por cada gramo de nutrientes, siendo muy diferentes en coeficientes de digestión. Por ejemplo, el coeficiente de digestión de nutrientes para la fibra es de aproximadamente el 45%, esto puede estimarse utilizando la medida de la Digestibilidad del Tracto para Fibra Detergente Neutro (TTN-FDN) en los análisis de forrajes.

AEG Nutrición - TitanHorse

El almidón es diferente de la fibra porque se digiere tanto en el rumen como en el tracto digestivo inferior. El grano y el almidón se digieren más extensamente, alcanzando un 95 o 98% de Digestión Total del Almidón en el Tracto Digestivo (TTSD).

Ejemplo para vacas lecheras: con 7 kilos de ingesta de fibra y un 50% de digestión, la vaca solo reconoce 3,5 kilos de nutrientes y energía digeribles, el otro 50 % es eliminado en las fecas. En cambio, con 7 kilos de ingesta de almidón y un 90% de digestión, la vaca reconoce 6,3 kilos de nutrientes y energía, sólo 0,7 kilos de almidón son eliminados en las fecas (Diagrama 1).

AGROCOLUN 57: Almidón Fecal: Indicador Relacionado al Rendimiento de Producción

Diagrama 1: Diferencia en la absorción de una dieta más fibrosa y una más alta en almidón.

Esta situación representa una oportunidad económica para mejorar el rendimiento y eficiencia en la dieta. ¿Y cómo se puede lograr? Midiendo el porcentaje (%) de TTSD en forma rápida y precisa con análisis NIRS, lo que permite estimaciones rápidas de TTSD, y así mejorar económicamente la eficiencia de la producción de leche y de carne, a partir de la concentración de almidón en el material fecal. Según investigaciones de John Goeser, por cada kilo de almidón digerible en el rumen, se puede producir aproximadamente 3,5 litros más de leche.

Anuncia en Agrocolun

TOMA DE MUESTRA PARA MATERIAL FECAL

Es recomendable muestrear 10 vacas de un determinado grupo que se encuentren consumiendo la misma ración por un periodo de dos semanas. Las vacas deben estar entre 90 y 150 días en leche (Ferguson, 2003); el mismo autor señala que, idealmente puede ser mejor tomar sub-muestras de material fecal durante un par de días y en diferentes horas del día (dos veces al día y cada dos horas), para luego conformar una sola muestra que pueda ser enviada a análisis. A menudo esto no es posible, al menos que el personal a cargo pueda tomar muestras varios días y luego congelarlas. Por lo mismo, recomendamos la siguiente técnica de muestreo:

Materiales y Equipamiento:

  • Guantes
  • Recipiente plástico con tapa rosca de 300 cc
  • Cinta adhesiva
  • Marcador indeleble
  • Etiquetas para rotular
  • Contenedor o balde
Técnica de Muestreo:

1) Recolectar aleatoriamente un mínimo de 10 sub-muestras del grupo de vacas entre 90 y 150 días en leche, para conformar la muestra que se envía a analizar el mismo día al Laboratorio (Figuras 1a y 1b).

AGROCOLUN 57: Almidón Fecal: Indicador Relacionado al Rendimiento de Producción
Figura 1a
AGROCOLUN 57: Almidón Fecal: Indicador Relacionado al Rendimiento de Producción
Figura 1b

2) Mezcle las heces de todas las vacas en un contenedor o balde (Figuras 2a y 2b).

AGROCOLUN 57: Almidón Fecal: Indicador Relacionado al Rendimiento de Producción
Figura 2a
AGROCOLUN 57: Almidón Fecal: Indicador Relacionado al Rendimiento de Producción
Figura 2b

3) Deposite aproximadamente 200 gramos de la mezcla de material fecal dentro de un recipiente de plástico con tapa rosca. Asegúrese que queda bien cerrado y en lo posible complemente con una cinta adhesiva (Figuras 3a y 3b).

AGROCOLUN 57: Almidón Fecal: Indicador Relacionado al Rendimiento de Producción
Figura 3a
AGROCOLUN 57: Almidón Fecal: Indicador Relacionado al Rendimiento de Producción
Figura 3b

4) Almacene en un refrigerador si no va a enviar las muestras inmediatamente al laboratorio.

5) Rotular y enviar al Laboratorio Agropecuario Colun (Figura 4).

RESULTADOS DE ANÁLISIS

Una vez que las muestras ingresan a nuestro laboratorio, se debe considerar 48 horas de secado de las mismas, por lo tanto, los reportes (ver modelo de informe) serán enviados entre 3 a 4 días a su correo electrónico.

Es muy importante que nos indique si la muestra fecal es de una alimentación para ganado lechero o ganado de engorda. Ya que de ello dependerá los datos de objetivos ideales de su alimentación emitidos en notas del informe de resultado, expresados como porcentaje de materia seca del estiércol.

AGROCOLUN 57: Almidón Fecal: Indicador Relacionado al Rendimiento de Producción

 

Concluyendo, el estimar la digestibilidad del almidón en el tracto total (%TTSD) es un indicador que le permite detectar rápida, oportuna y económicamente las condiciones de rendimiento de producción de sus raciones en el proceso digestivo del ganado, con el objetivo de disminuir los costos del almidón que escape a la fermentación ruminal y termine en las fosas purineras.

Laboratorio Agropecuario COLUN, se pone al servicio de acciones concretas que permiten en el corto plazo enfocarse en la rentabilidad de su negocio lechero y engorda, para la eficiencia en los recursos de gestión y nutricional.

Acerca del autor(es)

Nancy Oyarzún Quijada

Ingeniero en Alimentos
Laboratorio Agropecuario
COLUN