Según el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UNEP por su sigla en inglés) la Producción Limpia es “la aplicación continua de una estrategia ambiental preventiva integrada a procesos, productos y servicios para aumentar la eficiencia general y para reducir los riesgos para los seres humanos y el ambiente” (UNEP, 2006). El principal instrumento para fomentarla son los Acuerdos de Producción Limpia (APL).

Un APL es un convenio de carácter voluntario celebrado entre una asociación empresarial representativa de un sector productivo y los organismos públicos competentes en materias ambientales, sanitarias, de higiene y seguridad laboral, eficiencia energética e hídrica y de fomento productivo, cuyo objetivo es aplicar la Producción Limpia a través de metas y acciones específicas en un plazo determinado para el logro de lo acordado (ASCC, 2020).

Los APL pueden abarcar diferentes temáticas y sectores productivos, avanzando más allá del cumplimiento normativo e impulsando mejorar las condiciones productivas y ambientales en los temas abordados por el acuerdo. Además, se encuentran alineados con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU al 2030, dentro de los que se destaca el uso eficiente de los recursos naturales.

En Chile la promoción de la Producción Limpia es realizada por la Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático (ASCC), quienes hasta el 2019 contaban con un total de 159 APL firmados de 11 sectores económicos distintos, donde el con mayor participación corresponde a la industria manufacturera con 56 acuerdos firmados (35%), seguido por el sector Agricultura, ganadería, silvicultura y pesca con 42 acuerdos (28%) y el de Actividades de alojamiento y servicios de comida con 27 acuerdos (17%).

En 2012, la ONU validó internacionalmente a los APL como la primera Acción de Mitigación Nacionalmente Apropiada (NAMA por su sigla en inglés); y a partir del año 2016 el Consejo Nacional de Producción Limpia (actual ASCC) decidió reportar públicamente las reducciones de emisiones logradas a través de APL, de acuerdo a la directriz del Ministerio de Medio Ambiente (MMA), siendo la primera acción de mitigación chilena en reportar reducciones a Naciones Unidas.

De acuerdo a la información reportada para el periodo 2012-2019, la reducción acumulada es de 1.466.336 toneladas de CO2 equivalente (tCO2e), que provienen principalmente de 4 fuentes: quema de combustibles (41,7%), eliminación de residuos (21,2%), uso de fertilizantes (20,2%) y consumo de energía eléctrica (16,9%). Estos acuerdos constan de tres etapas principales: Gestación, Implementación y Evaluación de Conformidad y Certificación.

De acuerdo a la Figura 1, la etapa de Gestación comienza con un diagnóstico general para levantar el estado de las temáticas a incluir en el acuerdo, seguido del proceso de negociación de metas, acciones, indicadores y periodos, para finalizar con la firma. En resumen, la manifestación de interés se traduce en un documento firmado por todas las partes involucradas, en donde cada cual se compromete a impulsar medidas concretas y predefinidas de producción limpia en un periodo determinado. Posteriormente, en la etapa de Implementación las empresas llevan a cabo las acciones acordadas, bajo un proceso de monitoreo mediante auditorías internas. Y finalmente, en la última etapa de Evaluación de Conformidad y Certificación, se realiza la auditoría final por un auditor registrado por la ASCC para determinar si las instalaciones adheridas han cumplido con las metas establecidas por el acuerdo. Al final del proceso, las instalaciones que hayan cumplido con el 100% de los compromisos son certificadas por la ASCC con la “estrella azul” (Figura 2).

AVANCES DE COLUN EN ACUERDOS DE PRODUCCIÓN LIMPIA

En esta línea y con el propósito de ir más allá de los requerimientos medioambientales normativos, en marzo de 2019 COLUN se adhirió de forma voluntaria por primera vez a un Acuerdo de Producción Limpia, con sus tres plantas principales: Planta Industrial La Unión, Planta Columela y Planta Verde los Tambores. El APL “Cero Residuos a Eliminación”, liderado por Acción Empresas, firmado en septiembre del año 2018, tiene como objetivo principal reducir los volúmenes de residuos sólidos no peligrosos que son eliminados, mediante la introducción de prácticas de economía circular que eviten su generación o aumenten su valorización. Hoy nos encontramos por finalizar la etapa de implementación, donde el desafío es cumplir las metas definidas y lograr la certificación por la ASCC el primer semestre del año 2021.

Dentro de los avances podemos destacar la obtención del Sello Cero Residuos a Relleno Sanitario (Figura 3), para las tres instalaciones adheridas con niveles Medio y Avanzado y porcentajes de valorización de 82%, 90% y 90% respectivamente.

Además, en agosto de este año COLUN se adhirió a un segundo APL “Sector Industria Láctea Procesadora Sustentable”, liderado por el Consorcio Lechero (CL), con Planta Verde Los Tambores. En este acuerdo participan tanto empresas socias como no socias del CL, desarrollado en el marco de la “Agenda de Desarrollo Sustentable del Sector Lácteo de Chile al 2021”, con el objetivo de fortalecer la sustentabilidad en los procesos de las empresas del Sector Industrial Lácteo a través de la implementación de acciones de mitigación y adaptación al cambio climático permitiendo contribuir al compromiso país de avanzar en una producción sustentable y baja en carbono (Figura 4).

Este APL consta de 7 metas y 50 acciones, que abordan temas como el consumo de agua y eficiencia del recurso hídrico, consumo y gestión de la energía, huella de carbono y reducción de emisiones de GEI, reducción y valorización de residuos sólidos, entre otros.

El inicio de la etapa de implementación está programado para noviembre 2020, donde el desafío es llevar a cabo la implementación de las acciones propuestas y lograr la certificación.

De esta forma, COLUN reconoce la necesidad de avanzar de manera sostenible, mejorando continuamente en el uso eficiente de los recursos naturales y contribuyendo con el cuidado del medio ambiente.

REFERENCIAS:

1. Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático (ASCC), https://www.ascc.cl/
2. Reporte Impactos Objetivos Desarrollo Sostenible (ODS) y Gases Efecto Invernadero (GEI) 2012-2019, Acuerdos de Producción Limpia (ASCC, 2019)
3. Programa Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UNEP), https://www.unep.org/
4. Consorcio Lechero, https://consorciolechero.cl/
5. Agenda de Desarrollo Sustentable del Sector Lácteo de Chile al 2021 (CL, 2018)
6. Objetivos Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU, https://www.un.org/sustainabledevelopment/es/ objetivos-de-desarrollo-sostenible/