Una Breve Mirada Sobre la Percepción de la Población acerca del Bienestar Animal en el Rubro Lechero

0
664
Bienestar Animal en el Rubro Lechero

Producto de la globalización y la facilidad de acceso a la tecnología, la población está cada vez más informada e interesada en cómo se producen los alimentos que se consumen a diario. Junto con ello existe mayor preocupación por la calidad ética y conceptos culturales que se le atribuyen a la producción y elaboración de los mismos. Es así como el bienestar animal ha llegado a tener un lugar importante en la cadena de valor de los alimentos, y por lo tanto entre los consumidores y el gobierno que elabora las leyes. Hoy en día, la calidad ética de un producto es tema de debate y motivo de decisión a la hora de comprar y discriminar entre un producto u otro. El concepto de bienestar animal puede ser contextualizado en diferentes formas, por ejemplo, para algunas personas puede tener especial valor la salud o la producción inocua de leche como indicador de bienestar, mientras que para otras este concepto está relacionado con experiencias de dolor, estrés o la habilidad de un animal de poder expresar su conducta en forma natural (Ventura y col, 2013). La pregunta que surge al respecto es ¿cuáles son los factores generales que el público atribuye con bienestar animal en el sector lácteo? En esta edición nos enfocaremos brevemente en identificar los factores principales asociados por la comunidad con bienestar animal. Como productores es importante conocer la opinión de la población y sobre todo, identificar su percepción sobre lo que es considerado adecuado, esto permite de alguna manera fomentar la transparencia de los sistemas productivos y mejorar la calidad ética del producto. Además de crear un lazo de confianza entre el productor y el consumidor.

VISIÓN GENERAL SOBRE BIENESTAR ANIMAL EN LECHERÍA

bienestar animalEs bien sabido que la intensificación de los sistemas productivos es unos de los factores más ampliamente asociados a una reducción del bienestar de los animales. Es importante destacar que hoy en día, no solo se habla de intensificación como el aumento en el número de animales o tamaño del rebaño, sino que también se refiere a la automatización de los sistemas, confinamiento y/o infraestructura (Thompson, 2008). Por ejemplo, si el mismo número de vacas mantenidas a pradera son trasladadas a un sistema productivo intensificado con estabulación, probablemente, la percepción de la población con respecto al bienestar animal de los animales estabulados es más bajo comparado con el mismo número de vacas mantenidas a pradera. Sin embargo, puede ser que en la realidad no sea as. y aquellos animales a pradera se encuentren por ejemplo físicamente muy lejos de la sala de ordeño, con caminos en malas condiciones, falta de acceso a agua etc., comparados con vacas estabuladas que poseen cubículos adecuados, fácil acceso a agua y sombra. En general el bienestar puede variar de un rebaño a otro dependiendo de una serie de factores y principalmente de la realidad de cada predio.

La separación temprana de la madre y su cría es otro tema divergente entre la opinión pública y las prácticas de la empresa láctea. Esto ocurre principalmente porque el concepto de lo que significa un adecuado bienestar por parte de la población, es que los animales vivan una vida lo más parecido a lo natural y en el caso de la lactancia, lo natural es que la madre permanezca varios meses con la cría. Sin embargo, hay que destacar que, para disminuir la brecha entre los consumidores y la empresa en términos de calidad ética del producto, la herramienta más importante es la confianza que se genera entre ambos. La cual está basada, para el caso del rubor lechero, en la transparencia de sus prácticas ganaderas (Weary and VonKeyserling, 2017).

Existe una serie de factores asociados con buen bienestar en los sistemas de producción láctea. A pesar de ello, son solo algunos los que generan mayor impacto en la población. En un estudio (Ellis y col 2009), sobre la opinión de la población inglesa acerca de los factores atribuidos a buen bienestar en la producción láctea, las cinco respuestas más frecuentes en orden de importancia fueron las siguientes:

  1. Adecuada alimentación
  2. Buen manejo del personal
  3. Suficiente espacio para los animales
  4. Sistema de producci.n libre (pastoreo)
  5. Adecuada limpieza del medio en que se encuentran los animales

Al parecer el concepto de “natural” es relevante ante los ojos del consumidor y la población en general. Considerando como natural el hecho que las vacas lecheras sean mantenidas en un sistema a pastoreo con acceso libre a alimentación, buen manejo y suficiente espacio para poder realizar sus conductas vitales como son alimentarse, beber, desplazarse y descansar, además de las conductas sociales propias de un rebaño. Esta preferencia por lo natural queda en evidencia cuando en el mismo estudio mencionado anteriormente se les pregunto a los encuestados sobre ciertos sistemas productivos de acuerdo con su nivel de aceptación o rechazo, los manejos menos aceptados fueron el sistema de estabulación permanente y mantener a los animales atados (el 95% considera inaceptable en ambos casos) y lo más aceptado fue cuando a los animales se le da la opción de estar en pradera (Figura 1).

Nivel de aceptación o rechazo de los encuestados de acuerdo al sistema productivo de las vacas lecheras.
Figura 1. Nivel de aceptación o rechazo de los encuestados de acuerdo al sistema productivo de las vacas lecheras.

ROL DEL AGRICULTOR Y DEL MÉDICO VETERINARIO A CARGO

Adaptado de Weary y Vonkeyserling, 2017
(Adaptado de Weary y Vonkeyserling, 2017)

El rol que cumple tanto el productor como el profesional médico veterinario en la empresa láctea parece ser crucial en la credibilidad del bienestar de los animales ante los ojos de la opinión pública. Así lo  demostró una encuesta hecha en el Reino Unido, cuando se les preguntó a los participantes quién era la persona más confiable referente al bienestar animal de una granja lechera (Ellis y col, 2009).

Los resultados mostraron que el médico veterinario (76%) es el más creíble junto con el agricultor (65%), incluso más influyente que los medios (60%) y el supermercado (55%) (Figura 2).

Esto refleja de alguna manera la importancia que cumple el rol de ambos en la confiabilidad del sistema. Además de la responsabilidad que esto conlleva no tan solo en la mantención y mejora del bienestar en los reba.os lecheros.

Sino también en la concepción de un concepto positivo o negativo de bienestar ante la opinión pública.

ROL DE LA CIENCIA

La investigación en bienestar animal ha sido crucial para entender la conducta y respuestas de las vacas lecheras ante los sistemas productivos. Por lo tanto, estar dispuestos y abrir las puertas a realizar estudios en el área, es fundamental para la toma de decisiones basadas en hallazgos científicos que puedan tener una repercusión positiva en el ganado y en la producción.

Nivel de credibilidad del bienestar animal en un rebaño lechero.
Figura 2. Nivel de credibilidad del bienestar animal en un rebaño lechero.

Por ejemplo, estudios científicos nos han demostrado que el corte de cola en las vacas de lechería no está relacionado con la una reducción en la presentación de mastitis ni tampoco con el grado de limpieza (Tucker y col 2011). Es más, para el animal, el corte de cola reduce su bienestar, por ser un proceso doloroso y por la incomodidad provocada durante el control de las moscas, especialmente en época de verano.

¿CÓMO PODEMOS ACORTAR LA BRECHA ENTRE LAS PRÁCTICAS DE LA EMPRESA Y LA PERCEPCIÓN DE LA COMUNIDAD SOBRE BIENESTAR ANIMAL?

Como lo hemos repetido en cada uno de los artículos, el bienestar animal cada día toma más fuerza entre la ciudadanía, siendo hoy un tema que muchas veces incita a polémica y debate básicamente por las prácticas realizadas con los animales. Sin embargo, es posible disminuir esta brecha. Lo crucial, es apuntar a mantener una absoluta transparencia de las prácticas productivas relacionadas al bienestar animal de las vacas lecheras. El transparentar los sistemas productivos permite crear una relación de confianza entre los consumidores y la empresa. A continuación, un listado de algunos ejemplos identificados por expertos de las acciones que la empresa puede llevar a cabo para mantener la transparencia y confianza en el sistema productivo lechero:

REFERENCIAS

Ellis, K., Billington, K., McNeil, B., McKeegan, D., & Ellis, KA. (2009). Public opinion on UK milk marketing and dairy cow welfare. Animal Welfare, 18(3), 267-282.

Tucker, C. B., et al. (2001). “Tail docking dairy cattle: effects on cow cleanliness and udder health.” Journal of Dairy Science 84(1): 84-87.

Thompson PB (2008) ‘The ethics of intensification: agricultural development and cultural change.’ (Springer: Heidelberg, Germany).

Ventura, Von Keyserlingk, Schuppli, & Weary. (2013). Views on contentious practices in dairy farming: The case of early cow-calf separation. Journal of Dairy Science, 96(9), 6105-6116.

Weary, D., & Von Keyserlingk, M. (2017). Public concerns about dairy-cow welfare: How should the industry respond? Animal Production Science, 57(7), 1201-1209.