Suplementación De Verano En Vacas Lecheras

0
144

La suplementación de vacas a pastoreo permite compensar la falta de kilogramos de materia seca, desbalances nutricionales de la pradera y aumentar el consumo de nutrientes, fundamentalmente de energía. Los beneficios pueden ser diversos según sea el caso: aumento de la producción de leche, mejora de la condición corporal, de fertilidad y de la salud de las vacas, además del incremento de la carga animal por hectárea.

La pradera, principal fuente de alimentación de las vacas lecheras de la zona sur de Chile, sufre durante el año variación en disponibilidad y composición nutricional. Es así, que durante el verano la pradera normalmente disminuye la tasa de crecimiento (Figura 1) y su aporte nutricional, bajando Proteína y Energía, y aumentando los niveles de Fibra Detergente Neutro (FDN) (Tabla 1). Es importante considerar lo anterior para comprender las respuestas a la suplementación y al uso de los distintos suplementos disponibles.

Figura 1: Tasa de Crecimiento Promedio mensual para Llano
Central de Rio Bueno. (Datos COLUN)
Tabla 1: Calidad Composicional pradera durante Primavera versus Verano y recomendación de nutrientes para vacas lecheras durante primer tercio de lactancia.

Dependiendo del déficit hídrico y del manejo de pradera, se reduce la digestibilidad de la pradera y del consumo. Con déficit hídrico son deficitarios los contenidos de proteína, energía y fosforo y hay exceso de fibra. En estas condiciones la respuesta a suplementación es buena, ya que las vacas sustituyen menos debido a una oferta de pradera insuficiente.

Efecto de sustitución: El aporte de un suplemento a vacas en pastoreo reduce parcialmente el consumo de pradera, fenómeno conocido como efecto de sustitución. La tasa de sustitución indica en kg de materia seca, cuánto disminuye el consumo de pradera por cada kg de suplemento ingerido.

Mientras menor sea la sustitución de pradera, mayor será el consumo adicional de materia seca y de energía por kg de suplemento. Por lo tanto, la respuesta en producción de leche a la suplementación aumentará. La tasa de sustitución y la respuesta a la suplementación dependen principalmente de la interacción entre tres factores:

  • La disponibilidad y la calidad de la pradera,
  • El tipo y cantidad de suplemento utilizado, y
  • El nivel productivo de las vacas.
Imagen 2: Pradera de Primavera
Pradera de Verano

TIPO Y CANTIDAD DE SUPLEMENTO

Existen distintos tipos de suplementos, cuyas características nutricionales, disponibilidad y costo los hace más o menos apropiados para las diferentes épocas del año. Los más utilizados para suplementar la pradera de verano son los forrajes conservados, los cultivos suplementarios de verano, los concentrados a base de cereales y los subproductos agroindustriales.

FORRAJES CONSERVADOS

Ensilajes de pradera: Se debe privilegiar el uso de ensilajes de pradera de calidad, con buen aporte de proteína, especialmente cuando la pradera ha disminuido su calidad.

Ensilaje de maíz: Es un excelente complemento de la pradera, pero con déficit hídrico severo los ensilajes de maíz deben acompañarse de Torta de Raps o Harina de Soya dado su bajo contenido de proteína.

Ensilaje de grano pequeño: El aporte de proteína es bajo y tienen alta fibra. Cuando se asocia con ballicas resulta un mayor aporte de proteína y se diluye la fibra. Requiere balancear con torta de Raps o Harina de Soya para aumentar el aporte de proteina.

Heno de Pradera: Su época de cosecha normalmente determina su baja densidad de nutrientes, pero es un suplemento que aporta fibra, útil para acompañar praderas con bajo FDN y especialmente a las brassicas. Ideal es suministrar heno de la mejor calidad y en dosis no mayores a 1-1,5 kg TCO.

CULTIVOS SUPLEMENTARIOS

Nabos forrajeros: Es un cultivo que permite obtener en un periodo corto forraje voluminoso de buena digestibilidad. Los rendimientos están directamente relacionados con la época de siembra, fertilidad de suelo y humedad del suelo, expresando su potencial en 12-14 ton MS/ha, siendo normal producciones de 5-8 ton MS/ha durante un año seco.

A pesar de su buena digestibilidad es un alimento deficitario en proteína cuando avanza en su madurez (perdida o secado de hojas alcanza 11-12% PC, desde la segunda mitad verano) y que requiere suplementación proteica. Suministro máximo de nabos corresponde a un 25-30% de la ración, esto no es más de 5 kg de MS o 50 kg TCO, pastoreando en franjas largas y angostas con cerco eléctrico para evitar pisoteo, durante 3 horas como máximo.

Raps Forrajero: Los rendimientos son de 10-12 ton MS/ha durante un verano húmedo, su rendimiento baja con déficit hídrico. Es un cultivo que permite disponer de forraje de calidad en un corto periodo de tiempo, con respecto al nabo forrajero, tiene la característica que su calidad persiste por mayor tiempo una vez que alcanza la madurez. Los máximos de inclusión en la dieta de vacas lecheras son similares a lo indicado para los nabos.

Alfalfa: Adaptado para Corte. Requiere suelos profundos, y de buena fertilidad, pH >=6. Siembra de preferencia en marzo. En siembras de primavera el principal problema es las Malezas. Dosis de semilla 25-30 kg/ha. Rendimiento potencial 18-22 ton MS/ha. Persistencia por 5 o más años. Produce forraje durante todo el verano.

Trébol Rosado: Adaptado para pastoreo y corte. Dosis de siembra 8-10 kg. Persistencia por dos a tres años. Rendimiento potencial 10-11 ton MS/ha. Tiene la desventaja que produce mayor cantidad de forraje en verano temprano (Diciembre-Enero) y durante febrero aporta menor cantidad de forraje.

Tabla 2: Calidad composicional de cultivos suplementarios

CONCENTRADOS

Concentrados: Para el verano los concentrados a utilizar deben tener más proteína y menos fibra que en primavera. Rango de proteína debe ser 15-18% PC con veranos secos y 10-12% verano húmedos, donde se disponga de pradera para pastoreo. Privilegiar la oferta a las vacas en producción que se encuentran en el primer y segundo tercio de su lactancia. El uso del concentrado debe compatibilizarse de acuerdo a su precio y el de la leche.

SUBPRODUCTOS AGROINDUSTRIALES

Afrechillo de Trigo: Equilibrado en su relación energía/ proteína con densidades medias para ambos nutrientes y alto en fibra. Estos subproductos de molinería son adecuados para la suplementación de las vacas durante el verano, siempre y cuando su precio en relación a otras alternativas equivalentes sea razonable. La comparación de este producto debe ser contra un bolo de ensilaje de regular calidad que se encuentre disponible a precio de mercado, si el precio es favorable la decisión debería ser comprar algo de afrechillo de trigo (No reemplaza el 100% de los ensilajes ya que en altas dosis puede generar acidosis, consulte con su asesor COLUN). Se debe preferir la presentación en polvo, por provocar esto un Consumo más lento y una mayor demanda de saliva, el buffer natural más efectivo de que se puede disponer para acondicionar el rumen para recibir concentrados.

Cascara de Soya: Buena fuente de fibra digestible, aporte equilibrado de energía, bajo en proteína y alto en Fibra, esta última altamente digestible.

Para determinar la cantidad y tipo de suplementación, cuantifique los rendimientos de sus cultivos suplementarios, realice inventario del stock de forrajes conservados y analice sus forrajes conservados, así facilitara la decisión de uso y destino de los alimentos intraprediales y la eventual compra de suplementos no producidos en el predio.

Tabla 3: Calidad composicional subproductos industriales más utilizados.