AGROCOLUN 61 | Qué sembrar para tener ensilaje de calidad | Agrícola

El establecimiento de una pradera o cultivo suplementario es un proceso técnico de alta complejidad, que considera la ubicación de la semilla en el suelo para que germine, emerja y se desarrolle en el mínimo tiempo posible y bajo condiciones de temperatura, humedad y fertilidad, que permita expresar su potencial de rendimiento y calidad

El reemplazo de una pradera sembrada tiene por objetivo cubrir una carencia que los pastos naturales poseen y que pueden estar relacionados con la producción anual, producción estacional y su calidad nutricional.

En el proceso de las especies a establecer hay que contar con numerosa información como análisis de suelo, balance forrajero, y requerimientos del cultivo a establecer, tanto de fertilidad como de clima (precipitaciones, temperaturas, heladas, etc.), y potencial productivo.

Para definir el tipo de pastura a establecer se debe tener claridad cuál será el uso en el sistema productivo: pastoreo, soiling, ensilaje, heno, henilaje o multipropósito. En cada opción existen dos posibilidades, establecer pasturas monofíticas que corresponden aquellas que poseen una sola especie o pasturas polifíticas que son aquellas constituidas por dos o más especies.

Recordemos que la alimentación de los animales por medio de forrajes conservados es un porcentaje importante de la dieta durante largos periodos del año, por lo tanto, la calidad de estos impacta directamente en la producción. 

El costo de confeccionar forrajes conservados no es una inversión menor, por lo tanto, debemos apuntar a la mejorar calidad posible. El costo de comprar alimentos adicionales para suplir la baja calidad de los forrajes puede impactar fuertemente la rentabilidad del negocio.

CONSIDERACIONES PARA TENER UN ENSILAJE DE CALIDAD

Las recomendaciones de manejo de este artículo están enfocadas a producir ensilajes de alta calidad destinada a vacas en ordeña.

Praderas: En el caso de las praderas sugerimos rezagos de alrededor de 60 días, enfocado en obtener forraje conservado de calidad, para lo cual debemos tener una materia prima (pasto), de alta calidad. El objetivo es alcanzar ensilajes con un contenido de materia seca entre 35-45% MS (pre marchitamiento), 16-24%PC, 36-45% FDN, lignina <4%, azúcar 5-15% y digestibilidad de 70%.

Las ballicas tienen un buen potencial para producir ensilajes de calidad por su alto contenido de carbohidratos solubles que favorecen una buena fermentación, baja capacidad buffer y alto contenido de materia seca. Las leguminosas como trébol y alfalfa, si bien aportan proteínas, tienen la limitante que es más difícil lograr bajar la acidez en forma rápida al momento de ser ensiladas.

Un punto importante a tener en cuenta en el caso de las ballicas es definir cuál es el momento apropiado para cosechar el forraje que será la base de nuestro ensilaje, combinando de la mejor forma posible calidad con cantidad. El Cuadro 1 muestra los distintos contenidos de materia seca (%MS) y proteína en cada estado fenológico. Se visualiza que el mejor estado se encuentra entre estado de bota e inicio de espigadura, al realizar pre marchito la proteína y el resto de los nutrientes se concentrarán y, por lo tanto, el ensilaje contará con un muy buen material de base.

AGROCOLUN 61 | Qué sembrar para tener ensilaje de calidad - Cuadro 1 | Agricola
Cuadro 1: Efecto del estado de madurez sobre los parametros de calidad de ballica

Asegurándonos una alta calidad de la materia prima, debemos enfocarnos en disminuir las pérdidas de nutrientes. Esto se logra cortando de preferencia posterior al medio día para que la planta tenga un mayor contenido de azúcar acumulado lo que le ayudará en el proceso de fermentación. También sugerimos que el proceso de “pateo” sea lo más cercano al momento del corte, de esta forma logramos disminuir las pérdidas de nutrientes rompiendo los “circuitos internos de la planta”.

Posterior al corte de la pradera, es importante monitorear la pérdida de humedad suficiente para lograr la concentración de nutrientes adecuada, es decir, no excedernos para evitar pérdidas de calidad.

En el cuadro 2, podemos ver el efecto de alimentar vacas en ordeña con diferentes calidades de ensilaje de pradera.

AGROCOLUN 61 | Qué sembrar para tener ensilaje de calidad - Cuadro 2 | Agricola
Cuadro 2: Efecto de calidad del ensilaje sobre la producción de leche

A simple vista el ensilaje # 3  con un mayor porcentaje de proteína, y de mejor calidad en general, presenta un mayor consumos y una mejor respuesta en leche por parte de las vacas.

En el cuadro 3, podemos ver diferentes tipos de ballicas, dosis de semilla, fertilización, control de malezas, rendimiento potencial esperado y calidad nutricional.

En sistema productivos en donde no se utilizan cultivos suplementarios de alto rendimiento, tales como maíz y cereales de grano pequeño para ensilaje, se recomienda el uso de ballica anuales y bianuales para tener mayor volumen en un periodo corto (ton/MS), destinado a conservación de forraje.

Recomendamos en lo posible, el uso de ballicas de rotación y perennes para el pastoreo directo.

Cereales: los cereales de grano pequeño son buenas alternativas para producir abundante forraje de buena calidad, los cuales se pueden establecer como monocultivos o asociado con otra especie (ballicas). 

En un ensilaje de buena calidad (28-32%MS), el cual se logra en estado de grano pastoso, podemos encontrar 10-12% PC; 2,3-2,5 Mcal de energía, 50-60 %FDN y digestibilidad de 55-70%. Si la cosecha es posterior a grano pastoso la digestibilidad disminuirá rápidamente.

Las recomendaciones al momento de corte y pateado con similares que en las praderas. 

AGROCOLUN 61 | Qué sembrar para tener ensilaje de calidad | Agrícola
Cuadro 3: Recomendaciones de manejo, fertilización y calidad nutricional por tipo de pradera

El tamaño del picado es clave para tener un buen proceso de fermentación, eliminando el oxígeno presente. Esto se ve dificultado en la medida que la cosecha se realice en estados avanzados del cultivo, ya que los cereales forman un orificio al interior del tallo en donde encontramos presencia de oxígeno. Es por esto, que se recomienda el uso de maquinaria que nos asegure un buen picado, de preferencia procesadoras de forraje especializadas, uso de silos tipo parva para mejorar la compactación, más que confección de bolos.

En el cuadro 4, podemos ver diferentes tipos de cereales, dosis de semilla, fertilización, control de malezas, rendimiento potencial esperado y calidad nutricional.

AGROCOLUN 61 | Qué sembrar para tener ensilaje de calidad - Cuadro 4 | Agricola
Cuadro 4: Recomendaciones de manejo, fertilización y calidad nutricional para tipos de cereales

Para los ensilajes de cereales de grano pequeño, la época de establecimiento recomendada es otoño o principios de invierno para ser cosechado a fines de diciembre o inicios de enero.

Respecto al cultivo de maíz tienen la ventaja de no sufrir tanto con las heladas, menores exigencias de fertilización, mayores niveles de % proteína cruda y rendimientos potenciales cercanos a maíz. Dentro de los manejos, se sugiere un control de maleza temprano para ayudar al cultivo a expresar su potencial.

Manejos generales

Para todo tipo de ensilaje el tamaño de picado ideal es de 3 a 4 cm para lograr una buena compactación y mejor digestibilidad.

El llenado del silo no debe ser mayor a 5 días, idealmente 3 días, para evitar que el forraje cosechado reciba mucha aireación, lo que afectaría la fermentación.

El sellado, es el proceso de mayor importancia ya que es lo que define una buena fermentación de tipo anaeróbica, por lo tanto, el plástico a usar debe ser totalmente hermético.

Todos los ensilajes deberían ser muestreados 30 días posterior a ser confeccionados, de esta manera sabremos la calidad de cada uno y podremos destinarlo a la categoría animal que corresponda.

Para cualquier consulta o sugerencia no dude en contactar a los profesionales del Área de Agroservicios de Colun. 

Acerca del autor(es)

Ing. en Ejecución Agronomía
Agroservicios

Ingeniero Agrónomo
Área Agroservicios Colun