AGROCOLUN | Edición 64 | NUTRICIÓN

Cuando decidimos establecer maíz, buscamos tener un gran volumen de forraje de alta calidad, con una alta energía (alto almidón), a un precio competitivo. Al momento de elegir el híbrido valoramos características, tales como: precocidad, y tolerancia a bajas temperaturas, contenido de carbohidratos, stay green, digestibilidad, tolerancia a plagas, altura de inserción de la mazorca, relación mazorca – planta entera, contenido de almidón a la cosecha y digestibilidad de planta entera.

Recordemos que el ensilaje es una técnica de preservación de forraje que se logra por medio de la fermentación láctica bajo condiciones anaeróbicas. Las bacterias epifíticas de ácido láctico fermentan los carbohidratos hidrosolubles del forraje, produciendo ácido láctico y en menor cantidad, ácido acético. Al generarse estos ácidos, el pH del material ensilado baja a un nivel que inhibe la presencia de microorganismos que inducen la putrefacción.

Para lograrlo debemos elegir el híbrido que mejor se adapte a las condiciones del campo (FAO), de esta manera lograremos cosechar en el estado fenológico correcto. Además, debemos ofrecer las mejores condiciones sanitarias y nutricionales para alcanzar el potencial de rendimiento y calidad.

Para optimizar la inversión de establecer maíz debemos considerar ciertos parámetros que nos indiquen que estamos consiguiendo un alimento de alta calidad por kilo de MS, estos serían los siguientes:

AGROCOLUN | Consideraciones para Obtener un Buen Ensilaje de Maíz | %sitename%| Edición 64 | Edición 64

Para alcanzar los parámetros propuestos se debe realizar una serie de manejos. A continuación, mencionaremos los más importantes considerando que estamos en plena cosecha de maíz 2023.

Lugar del silo

Uno de los aspectos claves es verificar con anticipación el lugar donde se ubicará el silo, el cual debe ser seco, limpio y firme. De preferencia se debe confeccionar sobre plataforma de cemento, o al menos ripio, y con algún tipo de paredes laterales para mejorar la compactación. Si la plataforma no fuese de cemento colocar algún material tipo paja en la base que evite cargar piedras o tierra cuando el Ensilaje este en uso

Estado fenológico

El estado óptimo al momento de la cosecha es grano dentado ¾ línea de leche.

AGROCOLUN | Consideraciones para Obtener un Buen Ensilaje de Maíz | %sitename%| Edición 64 | Edición 64

Al cosechar con bajas materias secas < 30%, debido a siembras tardías o elección incorrecta del híbrido respecto al campo, obtendremos rendimientos menores. Al cosechar tarde es posible obtener mayor porcentaje de almidón, pero una menor digestibilidad de la planta entera. Además, el proceso de compactación será más difícil, a veces no alcanzando la compactación adecuado de 240 kg MS/m3 (>650 k en fresco/m3), lo cual afectará negativamente el proceso de fermentación. Es muy claro que el aumento de la ingestión de materia seca en dietas en base a maíz está directamente relacionado con una mayor degradación de las paredes celulares por las bacterias fibrolíticas, que se traduce en un incremento en la tasa de desaparición en el rumen, con un aumento del consumo.

AEG Nutrición - GF

Estado y disponibilidad de la maquinaria

Contar con la suficiente maquinaria en el momento que el cultivo haya alcanzado el estado fenológico deseado. Esta debe estar en buenas condiciones para evitar retrasos y perder días de cosecha con el silo abierto.

Tamaño y uniformidad de picado

El tamaño de picado debe ser de 10-15 mm de largo, dependiendo del % MS, a mayor humedad el largo de picado puede ser mayor. El crackeado o molienda para rompimiento del grano es fundamental, buscando que >90% de los granos hayan sido rotos mecánicamente para que el almidón esté disponible al ser consumido por las vacas. Este crackeado no es dependiente del tamaño de picado, sino del aprete de los rodillos encargados de destruir el grano de maíz, donde cada grano debe idealmente estar partido y ojalá en 4 partes y no solo con algo de daño.

Un picado uniforme nos ayuda con: llenado uniforme del silo, facilidad de extracción del aire del silo y menor consumo de potencia (HP).

Velocidad de llenado y compactación

Las máquinas procesadoras de forrajes cada vez son capaces de cosechar mayor superficie en menos tiempo. Lo que debemos preocuparnos es de que todo el equipo de cosecha crezca proporcionalmente a la cosechadora, esto quiere decir, la capacidad de traslado de potrero a lugar de silo, y por sobretodo, aumentar proporcionalmente la maquinaria dedicada a compactar el material cosechado, de lo contrario no conseguiremos extraer el oxígeno.

Al momento de llenado se debe distribuir el material sobre el silo en capas de 10-20 cm en forma homogénea para lograr una buena compactación. Otro factor importante es saber el peso total de la maquinaria dedicada a la compactación. En el caso de ensilaje de maíz se utiliza un cálculo sencillo, “regla del 270”, en donde se divide el peso total de la maquinaria destinada a compactar por 270. El resultado nos ayudará a saber las toneladas de materia verde por hora que podemos incorporar al silo.

Ejemplo: 10.000 kg (suma peso de tractores que compactan) / 270 = 37 ton MV / hora.

Si el rendimiento por hectárea del cultivo es de 55 ton MV, podré cosechar 0,67 ha/hora.

Tamaño del silo

La forma del silo debe determinarse de acuerdo al consumo diario, tratando siempre de extraer no menos de 30 cm por día de toda la pared expuesta. Es por esto, que debemos tener claro antes de iniciar la cosecha, cuantos animales y cantidad de ensilaje de maíz serán consumidos diariamente. De esta forma podremos estimar el avance diario de al menos 30 cm de toda la cara expuesta. El objetivo es que la cara expuesta tenga el menor tiempo contacto con el oxígeno, evitando fermentaciones no deseadas.

Altos niveles de extracción mantienen las pérdidas bajas independientemente de la MS y en menor medida de la compactación.

A continuación, un ejemplo práctico para calcular el ancho correcto de silo para tener un avance de al menos 30 cm diarios. Con esto podremos dejar marcado en terreno el ancho por medio de estacas u otro medio.

AGROCOLUN | Consideraciones para Obtener un Buen Ensilaje de Maíz | %sitename%| Edición 64 | Edición 64

Por lo tanto, el ancho ideal del silo debe ser de 5,5 metros.

Uso de aditivos

Ensilar es una actividad clave para preservar la calidad de los forrajes. Aunque la fermentación del ensilaje ocurre naturalmente bajo condiciones anaeróbicas debido a la población natural de bacterias en la planta, la velocidad y eficiencia en la fermentación (disminución del pH) es variable, dependiendo del número y tipo de bacterias productoras de ácido láctico en el cultivo. La rapidez con que disminuye el pH afecta la cantidad de azúcares utilizados por las bacterias, la preservación de la proteína verdadera, la cantidad de ácidos láctico y acético, y etanol, y finalmente la calidad del ensilado.

Los aditivos contienen bacterias seleccionadas para dominar la fermentación de los cultivos en el silo. El momento en que un inoculante tiene más probabilidad de tener éxito es cuando el maíz se cosecha inmaduro, muy seco, o después de una helada.

Se debe utilizar un producto que asegure al menos 90 billones (o 9 x 1010) de bacterias productoras de ácido láctico vivas por ton de cultivo o bien 100,000 por gramo de cultivo.

Un inoculante puede contener una o más cepas de bacteria productora de ácido láctico. La especie homofermentativas más común es Lactobacillus plantarum. Otras especies comunes homofermentativas incluyen Lactobacillus o Pediococcus y Enterococcus faecium. Lactobacillus buchneri es la especie heterofermentativa usada para mejorar la estabilidad aeróbica, durante el proceso de extracción o uso evitando se caliente y se descomponga.

No todas las cepas de Lactobacillus plantarum crecen a la misma velocidad. Algunas cepas de L. plantarum pueden crecer mejor en alfalfa, otras mejor en maíz. Algunas cepas pueden crecer mejor bajo condiciones más secas o con más alta temperatura que otras, etc. Debido a estas diferencias, es importante usar un producto específico para el cultivo a ensilar. Si el producto esta etiquetado solo para maíz, no lo use para alfalfa o viceversa.

La mayoría de los inoculantes necesitan ser mantenidos en condiciones frías y secas antes de ser usados para mantener la actividad de las bacterias. Esto es más fácil con los productos aplicados en forma líquida, los cuales normalmente vienen en polvo en pequeños paquetes que se pueden mantener en el refrigerador.

Hay dos aspectos de cuidado al utilizar productos líquidos. Primero, no use agua con cloro para diluir el producto, el cloro puede matar las bacterias productoras de ácido láctico si el nivel de cloro es demasiado alto (arriba de 1 ppm). Si el agua con cloro es lo único que se tiene, un medidor de cloro usado en las piscinas determinará si la concentración de cloro es menor a 1 ppm. Si el nivel de cloro está arriba de 1 ppm, puede dejar el agua a la intemperie por una noche (así la cantidad de cloro se reduce) o bien puede buscar un producto para neutralizar el cloro.

Segundo, una vez que el inoculante se ha diluido, se debe de usar dentro de un periodo de 24 horas. Por lo tanto, algo de producto será desperdiciado si el forraje cosechado es menor de lo esperado debido al clima, algún otro motivo, etc.

Sellado de silo

Es la etapa final del proceso de conservación del forraje que busca una fermentación láctica.  Esta etapa es fundamental y busca impedir el ingreso de oxígeno (anaeróbico).

Antes de comenzar con el sellado debemos verificar si el proceso de compactación ha sido el adecuado y evite espacios donde se pueda acumular aire. Está la opción de asperjar productos para evitar formación de hongos y levaduras.

Buen sellado evita pérdidas por respiración, las cuales ocurren en las primeras horas una vez terminado el proceso de ensilado.

Es importante el tamaño de las partículas del ensilado es importante, a mayor largo es más dificultoso el sellado ya que hay más sectores con oxígeno donde proliferan hongos y levaduras.

Lo más utilizado para el sellado de ensilajes es el plástico, el cual debe ser traslapado al menos 2 metros. Sobre el plástico se ubican elementos pesados que compacten el plástico con las capas superiores del ensilaje.

El plástico tiene una porosidad que permite el paso de una proporción de oxígeno, es por esta razón que se sugiere el uso de doble capa para reducir las pérdidas.

También existen capas para sellado de ensilajes tipo Oxygen barrier, las cuales reducen aún más las pérdidas por ingreso de oxígeno. Al utilizar este tipo de tecnología necesariamente se debe utilizar sobre esta una capa de plástico tradicional.

Para evitar el ingreso de aire se utiliza peso sobre las capas sellantes o plásticos. Lo más utilizado es tierra que cumple bien la función de no ingreso de aire pero es difícil de manejar una vez abierto el silo, pudiendo contaminar el ensilaje, por ende tener precaución en ello. Utilización de neumáticos es una buena práctica ya que impide el ingreso de aire y es de fácil operación, pero debe ser uno al lado del otro.

Los plásticos oscuros absorben más radiación solar que los claros, aumentando la temperatura interior.

AGROCOLUN | Consideraciones para Obtener un Buen Ensilaje de Maíz | %sitename%| Edición 64 | Edición 64

Extracción desde el silo

Debemos esperar de preferencia 2 meses antes de comenzar a utilizarlo. De hecho, el ensilaje de maíz ideal a consumir es el que tiene más de 6 meses de confeccionado, pues hasta esos meses mejora la digestibilidad del almidón y de la fibra. Una vez abierto buscamos un avance de al menos 30 cm diariamente y que al momento de extraer el material desde el silo las pérdidas sean menores al 10%. Uno de los factores que más incide en la disminución de las pérdidas es tener un piso adecuado, de preferencia de cemento. Las herramientas utilizadas en el cargador frontal del tractor deben ser las adecuados, esto quiere decir que corten la cara expuesta del silo evitando que, entre oxígeno por mala manipulación, para eso lo ideal son muelas de corte, más que implementos que desgarren. Otra forma correcta de extracción es utilizar el balde del cargador frontal realizando movimientos descendentes en la cara expuesta buscando extraer ensilaje y este caerá al suelo (de cemento), y desde ahí se carga balde para luego incorporarlo en el mixer o carro forrajero, evitando el ingreso de aire en silo.

En las siguientes imágenes podemos ver un correcto manejo de ensilaje de maíz, con peso de neumáticos, plástico en buen estado, cara expuesta libre de microorganismos, piso limpio y firme.

Para concluir, para tener un buen ensilaje de maíz se debe estar atento a todo el proceso, desde la preparación de suelo hasta el suministro de este, sin embargo, es en la confección y suministro, donde se pueden producir más perdidas de material y de calidad, por lo tanto, son estos momentos los más cruciales en la obtención de un alimento en la cantidad y calidad adecuada.

AGROCOLUN | Consideraciones para Obtener un Buen Ensilaje de Maíz | %sitename%| Edición 64 | Edición 64

Ante cualquier duda o consulta no dude en recurrir a los profesionales de la Subgerencia de Agroservicios, siempre estarán dispuestos a apoyarlos y guiarlos.

Acerca del autor(es)

Ingeniero Agrónomo
Área Agroservicios Colun