Bienestar Animal en Animales de Granja ¿Costo o Beneficio?

0
383
BIENESTAR ANIMAL EN ANIMALES DE GRANJA ¿COSTO O BENEFICIO?

En esta edición quisiera compartir y comentar con ustedes un artículo recientemente publicado de origen Australiano, denominado: “Costs and Benefits of Improving Farm Animal Welfare) (Jill N. Fernandes; Paul H. Hemsworth; Grahame J. Coleman and Alan J. Tilbrook, 2021). La importancia de este artículo radica en el análisis que hacen acerca de los costos y beneficios asociados a las mejoras del bienestar animal en animales de granja. Me parece de suma importancia que como productores y/o encargados de los animales, sean capaces de visualizar y comprender cuál(es) son los beneficios que conlleva el realizar mejoras sobre bienestar animal en sus predios lecheros. Además de poder comentar las diferentes visiones y avances que hay en relación a este tópico en otros sectores del mundo.

Para algunos, la posibilidad de generar cambios sobre bienestar animal en su predio puede ser muchas veces confuso y difícil de implementar, lo cual puede desencadenar en ocasiones que NO se tomen las decisiones adecuadas, debido por un lado a lo complejo de decidir que práctica es la más adecuada para ese determinado rebaño y por otro lado y no menos importante, por los costos asociados a cada uno de estos cambios. De acuerdo a lo anterior, en el artículo en cuestión, encontramos varios factores asociados a la toma de decisiones de este tipo, entre los más relevantes se señalan:

Factores asociados a los costos por los cambios propuestos (como por ejemplo mejoras en infraestructura predial como cubículos/camas, sombra artificial, caminos, cercos, etc.).

Cuantificar los beneficios futuros que tiene este cambio para el negocio (vale decir si el cambio es capaz de generar un impacto positivo en la rentabilidad del negocio).

Factores asociados a los posibles beneficios para los animales (velar por el cumplimiento de las 5 libertades de los animales).

Factores asociados a los beneficios para los consumidores y por ende para la sociedad (certificación del producto final).

En este último punto, no debemos olvidar que en la última década y como hemos revisado en artículos anteriores, el concepto de sustentabilidad en la producción de alimentos de origen animal cobra mucha fuerza y es una tendencia a nivel mundial, es en este escenario donde el bienestar animal es considerado uno de los puntos estratégicos dentro de cualquier producción sustentable (ver figura 1).

FIGURA 1. EXTRAÍDA DE LA AGENDA DE DESARROLLO SUSTENTABLE DEL SECTOR LÁCTEO PARA CHILE 2021

En el artículo mencionado, se discute en primer lugar que el NO hacer nada para mejorar el bienestar de los animales es una opción y más aún en nuestro país una realidad de muchos campos. Sin embargo, ellos plantean que el no realizar mejoras en bienestar también desencadena un costo asociado, manifestado principalmente en la forma de RIESGO. Si a lo anterior le sumamos la preocupación del consumidor acerca de temas relacionados a bienestar animal (recordemos que ha aumentado considerablemente en las últimas décadas, cobrando importancia a la hora de discriminar entre un producto y otro), el bienestar toma relevancia entre los consumidores, debido a que ante los ojos de la sociedad los derechos de tener y utilizar animales para fines comerciales (como es el caso de las vacas lecheras con fines productivos), puede ser considerado un tema controversial y discutido, que incluso puede afectar la confiabilidad, credibilidad e imagen empresa.

A lo anterior le debemos agregar que el costo de realizar cambios asociados con prácticas sobre bienestar animal puede variar en magnitud y esto puede estar relacionado

sobre todo con cambios en infraestructura, mejoras o cambios en ciertas prácticas de manejo, capacitación del personal a cargo, algunos costos operacionales etc. Por ejemplo el implementar mejoras en las camas y cubículos en vacas con estabulación, puede significar un alto costo para el propietario. Sin embargo, se ha comprobado que los beneficios sobre el bienestar de esos animales y por ende los beneficios productivos, también serán elevados.

Beneficios de mejoras en bienestar para el animal.-

En primer lugar se destaca que el beneficio más importante cuando hacemos mejoras en bienestar animal es entorno a los protagonistas: los animales. Debemos recordar que las vacas de lechería son seres vivos sintientes, que tienen la capacidad de sentir por ejemplo dolor (frente a una cojera, heridas, inflamación), discriminar entre diversas opciones (prefieren echarse en un lugar limpio y seco) y muy importante, darse cuenta de estímulos externos y reaccionar a ellos (ruidos y olores extraños, personal nuevo, etc.). En este sentido, los mayores beneficios que se reportan en torno a mejoras en su bienestar son de tipo conductual, en su estado mental y fisiológico. Por ejemplo podemos decir que si un animal con una cojera clínica recibe tratamiento adecuado, probablemente ese animal va a experimentar cambios positivos en su bienestar, en primer lugar en su conducta (se podrá desplazar más y mejor, lo que lo conducirá a mejor acceso a los recursos alimenticios y al agua). En relación a su estado mental podrá experimentar cambios positivos debido a que podrá mejorar la interacción con sus conspecíficos: como acicalamiento a otro animal del grupo que en el caso de los bovinos es considerado una expresión positiva muy motivante entre los animales del rebaño, propiciar conducta de juego entre otras. Como consecuencia final a estas mejoras en bienestar, se produce un impacto positivo en la producción de leche, vale decir; si el animal se desplaza mejor, come más y es capaz de interactuar con los otros animales del grupo y su entorno, será capaz de expresar de mejor manera su potencial productivo.

Beneficios de mejoras en bienestar para la industria.-

De acuerdo al análisis de los expertos, el beneficio inmediato y más directo de hacer mejoras en bienestar está relacionado con la industria, en primer lugar en la forma de aumento de la productividad en ganancia tangible o también en la forma de ventajas competitivas en el mercado (por ejemplo en el caso de COLUN, podrá tener una ventaja comparativa con respecto a otras empresas del rubro lácteo cuando aparezcan los productos con certificación de bienestar animal en el mercado). A nivel mundial existen múltiples ejemplos y estudios con respecto a las ganancias productivas, ganancias en peso y mejoras en términos reproductivos que experimentan los animales con un buen nivel de bienestar. En vacas de lechería por ejemplo, es bien sabido que manejos negativos por parte de los operarios conducen a producir menos litros de leche (Waiblinger y col, 2002), alteración en la salida de la leche y aumento en la leche residual, asi como reducción en la producción de occitocina, lo cual puede incluso duplicarse cuando están frente a una interacción negativa provocada por un operario que asusta a los animales, comparado con un buen manejador (Rushen, 1999). Además, se ha reportado reducción en la calidad de la leche producida (reducción en contenido de grasa y proteína) (Napolitano y col., 2020).

Adicionalmente existen beneficios adicionales cuando existen manejos que estimulen un buen bienestar como son reducir mortalidad, reducir la eliminación de animales, mejorar la salud, presentar mayor resistencia a enfermedades, reducir el uso de medicamentos (Dawkins, 2017). Todos los factores mencionados se relacionan con la rentabilidad del negocio.

Beneficios de mejoras en bienestar para para los consumidores (sociedad).-

No es ninguna sorpresa que cada día cobra más importancia entre los consumidores el concepto de “calidad ética del producto” sobre todo en aquellos alimentos que son de origen animal. De acuerdo a lo que nos señala el artículo Australiano, el generar mejoras en bienestar animal tiene beneficios sociales ya que genera más puestos de trabajo y permite la subsistencia de predios en áreas rurales. Por otro lado, el concepto que tienen los consumidores es que los animales forman parte de nuestra sociedad y por ende deben ser tratados bien. Es en base a este precepto es que a nivel internacional existen guías, estándares y regulaciones acerca de los principios básicos y obligaciones sobre bienestar animal para cada país. Recordemos que en el caso de Chile existe desde el año 2009 la ley 20.380 sobre protección de animales con sus 3 decretos (28, 29 y 30) y que nos obliga entre otras cosas a capacitar a los operarios o responsables de los animales. La creciente preocupación de la comunidad por la producción ética y la evidencia científica que la respalda, nos mantendrá en una constante revisión de la forma en que son tratados los animales. Sin embargo, la educación y capacitación del personal a cargo, la transparencia y constante mejora de los procesos y el dialogo de la industria con la comunidad, deben mantenerse activos para que ambos sectores puedan convivir en equilibrio y se trabaje en conjunto para mejorar las condiciones en que viven y se desarrollan los animales.

REFERENCIAS

Dawkins, M.S. Animal welfare and efficient farming: Is conflict inevitable? Anim. Prod. Sci. 2017, 57, 201–208.

Napolitano, F., Bragaglio, A., Sabia, E., Serrapica, F., Braghieri, A., & De Rosa, G. (2020). The human−animal relationship in dairy animals. Journal of Dairy Research, 87(S1), 47-52.

Rushen J, AMB De Passille, L Munksgaard. Fear of people by cows and effects on milk yield, behavior, and heart rate at milking. Journal of dairy science 82 (4), 720-727.

Waiblinger, S.; Menke, C.; Coleman, G. The relationship between attitudes, personal characteristics and behaviour of stockpeople and subsequent behaviour and production of dairy cows. Appl. Anim. Behav. Sci. 2002, 79, 195–219.