Uso de leña y calidad del aire en el Sur de Chile

0
277

En el sur de Chile, la leña es uno de los combustibles más importantes para la calefacción, siendo su combustión la principal fuente de contaminación atmosférica por emisión de material particulado (MP). Durante los últimos años la contaminación ha llegado a tal nivel, que varias ciudades a lo largo del país han sido declaradas como saturadas. Entre ellas se encuentran las ciudades de Osorno y Valdivia, aledañas a la ciudad de la Unión y con condiciones climáticas y culturales muy semejantes, que pueden servir de referencia para prospectar el comportamiento en la ciudad. Por ello, el Estado implementó un programa público que busca mitigar la contaminación atmosférica, son los llamados Planes de Descontaminación Atmosférica (PDA), instrumentos de gestión ambiental, que, a través de la definición e implementación de medidas y acciones específicas, tienen por finalidad reducir los niveles de contaminación del aire, con el objeto de resguardar la salud de la población1.

Por el momento, La Ciudad de La Unión aún no es considerada como zona saturada y, por ende, no se encuentra sujeta a un PPA, sin embargo, desde el año 2017 existe una Estación de Monitoreo con Representatividad Poblacional (EMRP) ubicada cerca del sector hospital, que registra los niveles de contaminación atmosférica en la ciudad y cuyos datos son medidos y analizados por el Ministerio de Medio Ambiente. En una entrevista para la radio Bio Bio2 el Seremi de Medio Ambiente de la Región de Los Ríos, Sr. Daniel del Campo, confirmó que se espera que después del año 2023 la ciudad de La Unión pueda ser declarada como zona saturada por contaminación del aire, debido al uso de calefactores a leña. La tramitación administrativa depende de la Superintendencia de Medio Ambiente la cual inició el año pasado, una vez finalizado este proceso, se podrá comenzar con los 3 años de monitoreo (cantidad de años establecidos de medición para declarar una zona como saturada3).

1 PPDA MMA, 2020. / 2 Radio Bio Bio, junio 2019 / 3 Planes de Descontaminación 2 atmosférica, MMA, 2014.
2Radio Bio Bio, junio 2019
3Planes de Descontaminación 3 atmosférica, MMA, 2014.

Profundicemos un poco en el caso de Valdivia.

PLAN DE DESCONTAMINACIÓN ATMOSFÉRICA PARA LA COMUNA DE VALDIVIA (D.S. N°25/2017 DEL MINISTERIO DEL MEDIO AMBIENTE).

Se declaró como zona Saturada por material particulado respirable (MP 10 ), como concentración diaria y anual, y por material particulado fino respirable (MP 2,5 ), como concentración diaria, a la zona geográfica que comprende la comuna de Valdivia4, producto de las superaciones de las normas primarias de calidad ambiental para MP 10 y MP 2,5 . El PDA, establece una serie de medidas para las principales fuentes de emisión identificadas en la zona.

La población beneficiada por este Plan es de 166.080 personas5, donde las principales medidas son las siguientes:

Una encuesta realizada por investigadores para informe BES, “Demanda de Leña y Políticas de Energía en el Centro – Sur de Chile “ a 2.025 hogares muestra un alto consumo de leña para calefacción residencial en la ciudad y una baja eficiencia térmica de las viviendas, lo que resulta en un excesivo consumo de leña y en bajas temperaturas interiores, en especial en hogares de bajos ingresos. Los efectos combinados de la insuficiente eficiencia energética de las viviendas (poca aislación térmica), el bajo confort ambiental y el gran porcentaje de los ingresos que se invierten en calefacción resultan en un alto nivel de pobreza de energía6. En la ciudad de Valdivia se aprecia que el 52% de los hogares gastan más del 15% de sus ingresos en calefacción, mientras que otro 27% presenta niveles de gasto en torno al 10%7.

En Chile, la energía generada a partir de la utilización de biomasa forestal representa el 24% de la matriz de energía primaria8. El 95% de las viviendas de las regiones del centro-sur de Chile usan leña para calefacción y en algunos casos también para la cocción de alimentos9.

ASPECTOS AMBIENTALES
Actualmente, las ciudades de Talca, Chillán, Los Ángeles, Temuco, Valdivia y Osorno en el centro-sur de Chile, sufren de graves problemas de contaminación atmosférica con concentraciones de material particulado MP 10 y MP 2.5 que sobrepasan los estándares nacionales e internacionales.

La contaminación atmosférica se incrementa por el uso de calefactores que permiten la operación en modo de combustión lenta (entrada de aire ahogada). Este tipo de calefacción se usa en la mayoría de los hogares, y genera elevadas emisiones de material particulado. Calefactores probados en Chile10y Australia 11 demostraron que el modo de operación de combustión lenta aumenta las emisiones de material particulado en 10 veces y que este aumento ocurre igualmente en estufas antiguas y nuevas. Otros países de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) tienen regulaciones más estrictas sobre el uso de este tipo de calefactores. Por ejemplo, en Nueva Zelanda los calentadores que permiten el modo de operación ahogada están prohibidos12.

4 D.S. 25. ESTABLECE PLAN DE DESCONTAMINACIÓN ATMOSFÉRICA PARA LA COMUNA DE VALDIVIA.
5 Censo 2017.
6 Pobreza Energética: condición en que las familias gastan más del 10 % de su 8 presupuesto familiar en energía.
7 Demanda de Leña y Políticas de Energía en el Centro – Sur de Chile, BES, 2016.
8 MINENERGÍA, 2014.
9 INFOR, 2012.
10 CNE, 2009.
11 Jordan y Seen, 2005.
12 Bosca, 2014.

El 97% de la leña se compra en el mercado informal (abarcando la tala ilegal de bosque nativo) y hay poco control sobre su contenido de humedad, lo que afecta directamente la eficiencia del proceso de combustión13. El uso de leña para calefacción también tiene consecuencias a nivel global, debido a la emisión de gases de efecto invernadero (GEI), esto, debido a que las principales fuentes de emisión de carbono negro en Chile provienen del transporte diésel, la calefacción y cocina residencial a leña14. Este carbono negro pertenece al grupo de forzantes climáticos de vida media corta, gases o partículas que viven en tiempos relativamente cortos < 20 años y que tienen un efecto climático nocivo. Estudios demuestran que el sistema de calefacción residencial de Valdivia libera anualmente 94.500 toneladas de CO 2 e a la atmósfera cuando la combustión se considera neutra en el ciclo de carbono (2,2 toneladas CO 2 e/vivienda/ año) y 285.000 toneladas de CO2e cuando no se considera neutra (7,1 toneladas CO 2 e/vivienda/año)15. Las emisiones de GEI de la leña dependen del origen de la biomasa utilizada. En el caso de Valdivia dicho origen es incierto, ya que la mayor parte de la leña proviene de fuentes informales y no de bosques manejados de manera sustentable, en cuyo caso se podría considerar neutro dentro del ciclo de carbono16.

Otro impacto ambiental negativo del uso masivo de leña se relaciona con el uso del suelo y la degradación de los bosques nativos, factor importante ya que en Valdivia los bosques forman parte esencial de la economía local.

RIESGOS PARA LA SALUD
Los riesgos para la salud asociados a contaminación atmosférica por material particulado son ampliamente conocidos y los registros muestran un aumento notable de las atenciones hospitalarias durante el invierno. La mayor amenaza del humo proviene de las partículas finas, MP 2,5 . Estas partículas microscópicas pueden entrar en los ojos y provocar ardor, goteo nasal y afectar al sistema respiratorio, ya que son capaces de penetrar hasta los alvéolos pulmonares e ingresan directamente al torrente sanguíneo, aumentando los riesgos de mortalidad prematura. Las partículas finas pueden empeorar los síntomas del asma y desencadenar ataques de estos. También pueden desencadenar infartos de miocardio, ritmo cardíaco irregular e insuficiencia cardíaca, en especial en personas que ya están en riesgo por estas enfermedades17. El problema se agrava cuando los contenidos de humedad en la leña son altos y cuando las estufas son de baja eficiencia o tienen un mal funcionamiento.

Considerando la situación que vive el país hoy debido a la pandemia del virus COVID-19, se deduce un escenario incierto con respecto a la capacidad hospitalaria que se pueda tener frente a enfermedades respiratorias. A mayor nivel de contaminación atmosférica mayor es el riesgo de contraer este tipo de enfermedades.

 

 

12Bosca, 2014.
13Schueftan y González, 2015.
14Contribución Nacional Tentativa de Chile para el Acuerdo Climático París 2015.
15Reyes et al., 2015.
16Reyes et al., 2015; Schueftan y González, 2015.
17EPA, Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos 2020.

BUENAS PRÁCTICAS

¿Cómo ciudadanos? Podemos ayudar de varias formas para disminuir la contaminación atmosférica, específicamente en el tema de calefacción, contribuyendo a limpiar el aire y a restablecer el equilibrio con la Tierra. Algunas buenas prácticas son18:

• Comprar calefactores certificados que tengan el sello de la Superintendencia de Electricidad y Combustibles (SEC).

• Sellar puertas y ventanas con cintas adhesivas, masillas, silicona u otros, evitando así pérdidas de calor.

• Evitar el uso de leña húmeda como medio de calefacción, prefiere gas natural o electricidad.

Si utilizas calefactores o cocinas a leña:

• Si es posible, cambiar calefactor por uno de menores emisiones y de mayor eficiencia, privilegiando el uso de combustibles alternativos como gas, electricidad, briquetas, pellet, entre otros.

• Usar siempre leña certificada y seca (menor a 25% de humedad), comprada a comerciantes establecidos, guárdala separada del suelo, en un lugar bajo techo, ventilado y sin humedad.

• Usa siempre leña picada, no quemes troncos enteros.

Así se produce una adecuada mezcla del combustible con el aire, generando una correcta combustión.

• Inicia el fuego sólo con papel y astillas secas.

Es importante comprender qué la contaminación del aire, sus causas y consecuencias en el medio ambiente, tienen efecto en la salud de las personas, debiendo ser conscientes de la calidad del aire y las emisiones que repercuten en las demás personas, intentando aplicar buenas prácticas y buen manejo de leña, más hoy debido a la pandemia del virus COVID-19. La invitación es a pensar y actuar contemplando el derecho a vivir en un medio ambiente libre de contaminación para todos19.

REFERENCIAS

http://airechile.mma.gob.cl/download/PlanDescontaminacion-Atmosferica-2014-2018.pdf

http://www.mma.gob.cl/transparencia/mma/doc/InstruyeModificacionesProceDeclaracionZonaSaturada.pdf

https://www.leychile.cl/Navegar?idNorma=30667

https://mma.gob.cl/wp-content/uploads/2016/10/programa-fomento-lena-y-otros-combustibles.pdf

 

Demanda de Leña y Políticas de Energía en el centro Sur de Chile, informe BES N°5, 2016.Guía de Calidad del Aire y Educación Ambiental, Ministerio de Energía 2016.

 18Guía de Calidad del aire y educación Ambiental, Ministerio de Energía, 2016.
19Derecho constitucional, art 19 n°8 de la constitución Política de la Republica y Ley 19.300 Sobre Bases Generales Del Medio Ambiente.