Eutanasia en Rebaños Lecheros [Parte 1]

0
227

Parte 1

INTRODUCCIÓN

Me es grato compartir con ustedes la presente edición que cuenta con la participación especial de dos Médicos Veterinarios con experiencia en temas de bienestar de bovinos. En esta ocasión el tópico que abordaremos es la eutanasia o sacrificio humanitario en rebaños lecheros, principalmente desde el punto de vista del bienestar animal y su regulación, revisar cuáles son las prácticas más comúnmente utilizadas en los predios lecheros del sur y cómo podemos mejorar. Cabe señalar que la eutanasia en animales ha sido a través del tiempo un tópico bastante controversial, a menudo nos cuestionamos si realmente se justifica terminar con la vida de un animal o no. Sin embargo, la eutanasia practicada de forma adecuada y cuando corresponde puede ser una herramienta válida a la hora de mitigar el sufrimiento innecesario de los animales. Como productores, se ven enfrentados comúnmente a la decisión de si eutanasiar o no a un animal, decisión que requiere de bastante análisis y reflexión. Es por ello que en esta ocasión hemos decidido revisar el tema, y debido a su complejidad, se hará en dos partes. En la presente edición conversaremos sobre qué es la eutanasia, porque es importante y cuando se justifica su práctica en animales; luego en la edición siguiente nos enfocaremos en cuales son los métodos aceptados, y cuáles son las ventajas y desventajas de su uso en rebaños lecheros.

EUTANASIA

El término eutanasia viene del griego “eu” que significa bueno y “thanatos”que significa muerte (Leary y col, 2013). Es un término utilizado para describir el final de la vida de un animal de manera que minimice o elimine el dolor y/o distrés (Shearer, 2018). Consideramos que es importante entender la diferencia entre faena o sacrificio y eutanasia. Generalmente utilizamos el término faena para referirnos a la muerte de un animal de uso productivo, por ejemplo, un novillo que ha alcanzado una determinada edad y peso es sacrificado para el consumo de su carne. El termino faena se diferencia de la eutanasia porque la primera se práctica en animales que no presentan dolor aparente, que son capaces de caminar y desplazarse libremente, son capaces de ser transportados, sin enfermedad aparente, droga o residuo químico que puede ser considerado un riesgo para la salud humana (Shearer, 2018). Si bien en ambos casos nos referimos al cese de la vida de un animal, el termino eutanasia, se usa solo cuando algunos de los criterios antes mencionados no se cumplen donde el objetivo primordial debería ser poner fin a la vida de un animal para disminuir su estrés y/o sufrimiento innecesario. En este sentido como productores y/o encargados de los animales, existe una gran responsabilidad en saber observar e interpretar las señales que los animales nos envían para poder tomar la mejor decisión y saber Grisel Navarro Otárola1, Ines de Freslon1, Viviana Bravo2* Médico Veterinario 1,2Médico Veterinario, MSc, PhD, *PhD(c) grisel.navarrootarola@uq.net.au BIENESTAR ANIMAL cuándo la eutanasia es una opción válida y cuando no. También es importante definir cuál es la técnica más adecuada para cada especie en particular, que este afín con la infraestructura que tenemos en el predio y que produzca el menor riesgo tanto para los animales como para el personal a cargo. La decisión de practicar una eutanasia puede ser una alternativa viable cuando nos enfrentemos a animales enfermos o con un grado de distrés que les impida llevar una buena calidad de vida, un ejemplo clásico en lechería puede ser vacas con un grado de cojera tal, que genere dolor intenso e impida su desplazamiento normal lo que puede llevar a una disminución considerable de peso, debido a que el animal no puede acceder libremente a la comida provocando un grave problema en su bienestar (figura 1).

FIGURA 1. VACA MUY DELGADA A CONSECUENCIA DE UNA COJERA CRÓNICA

Debemos tener en cuenta que la decisión de eutanasia debe ser analizada en profundidad, asegurándose de que no exista otra alternativa de tratamiento viable que permita minimizar el sufrimiento y entregar una calidad de vida aceptable al animal. Otro punto importante, es tomar la decisión oportunamente, evitando mantener al animal sufriendo más tiempo de lo necesario. El siguiente diagrama nos puede guiar a tomar una decisión correcta y oportuna (ver cuadro 1).

*Apto para el transporte, Según la ley 20.380 “Ley sobre protección de los animales”, está prohibido transportar los siguientes animales:

– Hembras preñadas que se encuentren en el último 10% de gestación o que puedan parir durante el transporte.

– Animales que no pueden caminar o permanecer de pie sin ayuda.

– Animales recién nacidos con el ombligo sin cicatrizar.

– Animales con evidente compromiso de su estado general que no puedan ser transportados sin causarles dolor o sufrimiento innecesario.

CUADRO 1. ¿CUANDO EUTANASIAR?

Al momento de tomar la decisión de que método de eutanasia utilizar, se debe considerar los siguientes factores (Shearer, 2018):

– Que sea un método de eutanasia permitido por la ley 20.380.

– Que el método tenga la habilidad de inducir pérdida de conciencia y muerte con un mínimo de dolor y distrés.

– Tiempo requerido para inducir la pérdida de conciencia (lo más rápido posible). –– Confiabilidad (método reconocido como adecuado para ese tipo de animal)

– Que sea seguro para el personal.

– Irreversibilidad (imposibilidad de que el animal recupere la conciencia)

– Compatibilidad con la especie, edad y estado de salud, entre otros.

Una vez tomada la decisión de eutanasiar a un animal, es muy importante que sea realizado lo antes posible y que se lleve a cabo de modo que evite dolor o sufrimiento innecesario. Además de lo anteriormente señalado, debemos pensar en una técnica que considere la seguridad del operador, bienestar del animal, en el método de sujeción que utilizaremos, la destreza del operador, costo y consideraciones sobre el posterior desecho del cadáver.

Si bien los métodos de eutanasia serán descritos con mayor detalle en la próxima edición, mencionamos a continuación los métodos permitidos en la ley 20.380 para el ganado bovino, más comúnmente aplicados en los predios:

• Todas las edades:

– Tiro de bala con arma de fuego del calibre adecuado y con bala de punta sólida, dirigida al sitio anatómico correcto (ver figura 2).

– Inyección por un médico veterinario de barbitúricos y otros fármacos aceptados.

• Todas las edades excepto terneros recién nacidos:

– Noqueo con pistola de perno cautivo penetrante (ver figura 2), para aturdir al animal, seguido de desangrado inmediato.

FIGURA 2. VISTA FRONTAL DE LA CABEZA INDICANDO EL LUGAR DEL DISPARO (GALLO Y COL, 2003)

Los signos físicos que debemos verificar para asegurar un aturdimiento efectivo son:

• El animal cae colapsado
• Ausencia de respiración rítmica
• Expresión fija vidriosa en los ojos
• Sin reflejo corneal
• Mandíbula relajada y lengua colgando.

RECUERDE DESANGRAR INMEDIATAMENTE DESPUÉS DEL ATURDIMIENTO

En la próxima edición continuaremos con este tema tratando los métodos de eutanasia recomendados.

REFERENCIAS
Gallo, C, Teuber, C, Cartes, M, Uribe, H, Grandin, T, 2003. Mejoras en la insensibilización de bovinos con pistola neumática de proyectil retenido tras cambios de equipamiento y capacitación del personal. Arch. med. Vet., vol.35, n.2, pp.159-170. https://scielo. conicyt.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0301- 732X2003000200004

Leary, S.; Underwood, W.; Anthony, R.; Cartner, S.; Corey, D.; Grandin, T.; Greenacre, C.; Gwaltney-Brant, S.; McCrackin, M.A.; Meyer, R.; American Veterinary Medical Association. AVMA Guidelines on Euthanasia, 2013. https://www.avma.org/KB/Policies/Documents/ euthanasia.pdf

Shearer, Jan Keith. “Euthanasia of Cattle: Practical Considerations and Application.” 2018: Animals, Vol.8 (4),57.