Corte de Cola en Vacas de Lechería

0
1077
Corte De Cola En Vacas De Lechería
Corte De Cola En Vacas De Lechería

El corte de cola es un procedimiento bastante común de ver en animales y se describe como la remoción o amputación de una porción de la cola. Las razones por la cuales se practica son variadas, pueden ir desde razones productivas, de manejo e higiene en el caso de los animales de granja, hasta razones cosméticas en el caso de las mascotas. Por décadas, la amputación o remoción de la cola ha sido una práctica popular en el ganado. Este manejo es común en corderos, cerdos y desde aproximadamente los años 90 en vacas de lechería (Stull y col 2002). Actualmente el corte de cola en vacas lecheras, en inglés conocido como “tail docking”, ha perdido popularidad, incluso ha sido prohibido en varios países europeos como Dinamarca, Alemania y Reino Unido. Las razones principales de su desaparición se deben a que es una práctica reconocida por afectar el bienestar de los animales, además de no existir suficiente base científica que corrobore los beneficios que se le atribuyen. Es más, en países con trayectoria lechera como son Nueva Zelanda y Australia, este manejo prácticamente ha desaparecido. Si bien se hizo popular en Nueva Zelanda en los noventa, hoy en día solo se permite el corte de la porción distal de la cola (últimas 2-3 vertebras) ya que en esta zona no existen muchas terminaciones nerviosas, por lo tanto, el dolor producido es menor. Por otro lado, en Australia, el corte de cola ha sido prohibido en algunos estados y en aquellos que aún no, hoy se apuesta más por al recorte del mechón de la punta de la cola en vez de la remoción del tejido.

En Chile son cada vez menos los predios lecheros donde este manejo aún se practica , aunque todavía es posible ver algunas vacas con la cola amputada, principalmente porque se asocia a una mejor salud mamaria. La pregunta que surge al respecto es si efectivamente el corte de cola produce beneficios sanitarios y productivos en el rebaño. La finalidad de este artículo es resumir brevemente que nos dice la ciencia, estar informado y sacar nuestras propias conclusiones al respecto. No debemos olvidar que, como productores responsables de un rebaño lechero, es fundamental asegurar la toma de decisiones basadas en hallazgos científicos y no en tradiciones, actitudes y/o creencias populares. De esta manera COLUN puede asegurar el compromiso de sus cooperados con el bienestar animal.

FUNCIÓN DE LA COLA

La cola como parte del cuerpo de una vaca lechera tiene un rol específico en su fisiología y comportamiento. En los terneros, por ejemplo, la cola ayuda a disipar el exceso de calor por vasodilatación. Además, al mantener la cola en posición elevada se facilita la perdida de calor. Lo opuesto ocurre durante estrés por frio donde la cola es una de las encargadas de mantener el calor por vasoconstricción y de permanecer en una posición contraída cerca del cuerpo para reducir la perdida de temperatura (Stull y col 2002).

Desde el punto de vista del comportamiento, se dice que la cola, cumple un rol de comunicación entre los animales del rebaño. Además, actúa como facilitadora de las señales enviadas por los animales en ciertas circunstancias, por ejemplo, sabemos que el movimiento frecuente de la cola se produce por disconfort provocado por la presencia de moscas. Estas señales asociadas con otras conductas pueden ser interpretadas por el encargado de los animales y ser de bastante utilidad a la hora de tomar decisiones en nuestro rebaño. La posición de la cola es característica y muy importante bajo ciertos patrones conductuales. Por ejemplo, cuando una vaca está asustada o es un animal sumiso del rebaño, la posición de cola se mantiene baja y entre los miembros posteriores. Frente a una actitud agresiva, la cola de las vacas estará en una posición elevada. Esto último también ocurre durante el estro (celo). Movimientos frecuentes de la cola de un lado hacia otro han sido asociados con incomodidad por picaduras de insectos, frustración y dolor (Stull y col 2002).

AMPUTACIÓN O CORTE DE COLA

a) Minimizar el riesgo de contagio de leptospirosis por parte de los ordeñadores. El organismo que causa la leptospira se encuentra alojado en la orina, por lo tanto, se creía que el riesgo de contraer esta patología al no tener que manipular las colas con orina, disminuiría. Sin embargo, no existe evidencia científica que lo pruebe.

b) Mantener la limpieza y sanidad de la glándula mamaria y con ello disminuir el riesgo de mastitis generada por microorganismos medioambientales.

c) Favorecer la comodidad del ordeñador durante el ordeño, menor probabilidad de recibir golpes de la cola del animal y mayor facilidad durante el ordeño.

Diversos métodos han sido utilizados para remover la cola de las vacas de lechería. Los más comúnmente descritos son cauterización, fuego, uso de bandas elásticas, extracción quirúrgica entre otras. El corte de cola en lechería se originó algunas décadas atrás y básicamente se hizo popular por alguna de las siguientes razones:

EFECTOS ASOCIADOS AL CORTE DE COLA EN VACAS

Debido a que el corte de cola es un procedimiento doloroso ha generado preocupación principalmente entre la población y el mundo científico, por lo cual existen diversas investigaciones al respecto. A continuación, se mencionan algunos ejemplos de los efectos que este manejo puede producir.

Figura 1. Nivel de limpieza de la zona posterior en vacas con y sin corte de cola.
RCS y limpieza de la glándula mamaria en vacas con y sin corte de cola.
Figura 2. RCS y limpieza de la glándula mamaria en vacas con y sin corte de cola.

a) Limpieza de la glándula mamaria

El estado de limpieza de la glándula mamaria es uno de los beneficios más frecuentemente asociado al corte de cola en vacas lecheras. Sin embargo, estudios han demostrado que no existe asociación entre estos dos hechos. Lombart y col (2010) reportaron que vacas con la cola cortada tuvieron un porcentaje más elevado de suciedad a nivel de la glándula mamaria (8,8%) que aquellos animales donde no se había practicado este manejo (5,7%). Así también se señaló en un estudio de Tucker y col (2001), quienes tampoco encontraron diferencia en la limpieza del cuarto trasero, lomo, la glándula mamaria ni en el recuento de células somáticas entre vacas con y sin corte de cola (Figura 1 y 2, adaptado de Tucker y col, 2001).

En otro estudio donde se comparó vacas con cola cortada y vacas intactas, tampoco se encontró diferencias significativas en el recuento de células somáticas (RCS), limpieza de la glándula mamaria ni en el grado de infección intra mamaria entre ambos grupos (Figura 3) (Schreiner y Ruegg 2002).

b) Dolor: agudo y crónico

El corte de cola es un procedimiento incómodo y doloroso para los animales. El dolor puede variar en intensidad dependiendo de la edad de los animales, el método utilizado y el uso de anestésico, antinflamatorio y/o analgésico. Existen dos tipos de dolor asociados al corte de cola: agudo y crónico.

c) Presencia de moscas

En vaquillas, se encontró que animales en los cuales se había cortado la cola tenían un mayor número de moscas principalmente en la zona posterior comparados con aquellos animales en que no se practicó dicho manejo, independiente de la hora del día (Figura 4) (Eicher y col, 2001).

En síntesis, el corte de cola en vacas de lechería no es un procedimiento científicamente recomendado desde el punto de vista de higiene y productividad. Además, se sabe que afecta negativamente el bienestar de los animales, sobre todo por el dolor provocado durante y posterior a su ejecución y por la incomodidad producida por la falta de la cola durante el control de las moscas, especialmente en época de verano. Por lo tanto, el corte de cola en vacas lecheras solo se justifica en aquellos casos donde exista algún problema de salud y/o sea recomendado y practicado por un médico veterinario. No debemos olvidar que es un procedimiento doloroso y en el caso de llevarse a cabo debe ser bajo estrictas condiciones de higiene y analgesia (control del dolor). En el caso contrario pueden existir problemas asociados, entre los más comunes se encuentran: infección crónica, osteomielitis, miositis clostridial, tétano y gangrena (EFSA, 2009). Una alternativa al corte de cola en vacas de lechería es el recorte del mechón de pelo que se produce en la punta de la cola. Este manejo es recomendado en primavera cuando la cola es más propensa a la suciedad. Luego se debe dejar crecer el pelo nuevamente para que sea utilizado durante el verano, cuando la presencia de moscas es más alta (Stull y col, 2002).

REFERENCIAS

EFSA 2009. Scientific report on the effects of farming systems on dairy cow welfare and diseases. EFSA Journal (2009) 1143, 1-38.

Eicher, S. D., et al. (2001). “Tail-docking alters fly numbers, fly- avoidance behaviors, and cleanliness, but not physiological measures.” Journal of Dairy Science 84(8): 1822-1828.

Lombard, J. E., C. B. Tucker, M. A. G. Von Keyserlingk, C. A. Kopral, and D. M. Weary. “Associations between cow hygiene, hock injuries, and free stall usage on US dairy farms.” Journal of dairy science 93, no. 10 (2010): 4668-4676. Mhairi A. Sutherland, Cassandra B. Tucker. The long and short of it: A review of tail docking in farm animals, Applied Animal Behaviour Science, Volume 135, Issue 3, 2011, Pages 179-191.

Schreiner, D. A. & P. L. Ruegg (2002). “Effects of tail docking on milk quality and cow cleanliness.” Journal of Dairy Science 85(10): 2503-2511.

Stull, C. L., et al. (2002). “Evaluation of the scientific justification for tail docking in dairy cattle.” Journal of the American Veterinary Medical Association 220(9): 1298-1303. Tucker, C. B., et al. (2001). “Tail docking dairy cattle: effects on cow cleanliness and udder health.” Journal of Dairy Science 84(1): 84-87.