¿Cómo priorizamos las Labores en Nuestro Sistema de Crianza cuando el Personal es Limitado?

0
148

En esta edición hablaremos de un tema recurrente ante la contingencia nacional. Es común que exista falta de personal capacitado disponible para realizar las labores en nuestro sistema de crianza y sobre todo dentro de la ternerera, por lo que debemos definir cuáles son las funciones fundamentales para que nuestro sistema de crianza en ternerera no colapse.

A continuación, explicaré 5 puntos que no se pueden dejar pasar incluso en tiempos difíciles.

1. Preocuparse de la correcta alimentación de las vacas secas en el periodo de transición, para favorecer partos sin complicaciones, con una buena cantidad y calidad de calostro.

2. Ya sea con uso de calostro conservado o directamente de la vaca, es necesario asegurarse que el ternero haya tomado una cantidad y calidad suficiente de calostro dentro de las primeras 6 horas de vida. Por lo que es indispensable que todos los trabajadores que puedan ser llamados a ser reemplazantes tengan capacitación al respecto.

3. Sobre todo, si hay concentración de partos, es necesario extremar las medidas de higiene, protegiendo de manera especial a los recién nacidos, cuidando la temperatura corporal (llevarlos inmediatamente a la ternerera) y evitando contagio con animales enfermos (donde se reciben los terneros tiene que estar lo más alejado posible de la enfermería). Para más destalles acerca de este tema puede revisar la edición 45 de AGROCOLUN.

4. Vigilar que no existan factores que puedan predisponer a enfermedades masivas, ya sean corrientes de aire, humidificación del concentrado, variaciones en la temperatura y horario de la leche etc.

5. Tratar a los animales enfermos oportunamente, priorizando la hidratación (aunque no muestre signos de deshidratación avanzada). Un tratamiento temprano nos va a ahorrar muchas horas de trabajo y mejora considerablemente las posibilidades de recuperación de esa ternera/o.

¿CÓMO LOGRARLO SI MUCHAS VECES LOS REEMPLAZANTES SON PERSONAS SIN EXPERIENCIA?

1. Estableciendo protocolos y medidas de control simples y fáciles de seguir en cada uno de los pasos. Cómo vimos en ediciones pasadas, la forma de cómo presentamos los protocolos de limpieza de utensilios y camas, nacimientos y tratamientos es imprescindible cuando queremos que las instrucciones que deja el Médico Veterinario se ejecuten de manera correcta.

2. Mantener un sistema de registros transitorios amigable, con espacios grandes para que un reemplazante pueda anotar tratamientos fácilmente (pizarras, planillas o cuadernos con espacios grandes en cada casilla). El encargado de la ternerera tendrá la misión de traspasar a los registros oficiales del campo.

3. Tener horarios fijos de alimentación con un protocolo detallado y esquemático de cómo alimentar a los terneros, de manera que sea un proceso simple pero con pasos precisos en cuanto a temperatura, dosis de sustituto por cantidad de agua, litros a ofrecer por ternero y protocolo de limpieza de utensilios.

4. Revisar continuamente el abastecimiento del botiquín, evitando que los animales no sean tratados oportunamente por falta de insumos.

5. Vigilar continuamente que utensilios e instalaciones estén en buen estado (tablas rotas que pueden dejar corrientes de aire, chupetes en mal estado, bebederos que gotean, etc). Y establecer un sistema de comunicación oficial para alertar de estas falencias (por ejemplo anotarlo en la pizarra y/o comunicarlo directamente a la administración)

CUADRO 1. LISTADO DE TAREAS FIJAS A REALIZAR, DE MANERA CRONOLÓGICA

6. Establecer un listado de tareas fijas a realizar, de manera cronológica, el cual debe estar en un lugar visible, con letras grandes. De esa manera sabremos si alguna de las tareas no fue completada (por ejemplo por falta de experiencia o tiempo y la destinaremos al día que dejamos “libre” dentro de la semana). Vea un ejemplo de esquema en el cuadro 1.

7. Concientizar e idealmente capacitar a todo el personal acerca de las tareas cotidianas y del impacto que produce una buena o mala crianza en la lechería.

8. Finalmente es importante tener disponibles y visibles (anotarlos en la pizarra por ejemplo) teléfonos de contacto del veterinario y/o administrador para resolver dudas o pedir ayuda rápidamente.

Actualmente en COLUN, ya se encuentra disponible el servicio de apoyo para evaluar, hacer seguimiento y capacitar al personal que trabaja directamente en el proceso de crianza. Por esta razón los invitamos a coordinar una primera asesoría, sin costo al:

+569 9047 1492 o a viviana.apiolaza@colun.cl.