Importancia del Rejuvenecimiento de Praderas Agrícolas

Estrategias de Rejuvenecimiento de Praderas Agrícolas

En nuestra zona, la producción de leche se basa en el consumo de pradera directa ya sea permanente o de rotación. Dependiendo de la zona agroclimática (clic aquí para ver nuestro boletín climático) en la que se encuentre, sufrirán pérdidas de población que son inevitables, sobre todo bajo un sistema de secano. Estas pérdidas agrícolas progresivas de población de especies nobles es lo que comúnmente se conoce como degradación de la pradera.

Algunas de las causas que podemos analizar para determinar las causas de la degradación de estas praderas:

1.- Sequía severa:

El agua para todos los seres vivos es fundamental para la vida, y dependiendo del tipo de suelo y la zona agroclimática, es una de las principales causas de la muerte de plantas. Es tanto así que, en zonas con estas condiciones, los sistemas lecheros deben basarse en praderas de rotación, lo que implica que cada año se deben establecer nuevas praderas.

2.- Fertilidad de suelo:

En la medida que los suelos son más deficientes en nutrientes, la adaptación de las especies nobles (ballica, trébol) es más difícil. La competencia con especies menos exigentes hacen que queden en desventaja y es aquí donde comienza la pérdida simultánea de especies que tienen valor nutritivo. De allí la importancia de obtener muestras de suelo para analizar la fertilidad como manejo fundamental a considerar, además de la fertilización de mantención o corrección que se debería basar en el resultado del análisis.

3.- Plagas:

Este es otro factor muy importante a considerar; un buen diagnóstico, que sea oportuno sobre todo para el control de cuncunilla negra, puede evitar pérdidas severas en las praderas. Estos controles son fundamentales en praderas permanentes, ya que cuando son praderas de rotación corta, con la desinfección de la semilla se puede disminuir el daño del primer año.

4.-Malezas:

Como se mencionó, las plantas se alimentan de los nutrientes que aporta el suelo. Al existir plantas que crecen en un lugar no deseado, estamos hablando de malezas. Las malezas, al igual que las especies nobles, necesitan de los nutrientes del suelo; es aquí donde se produce la competencia por nutrientes y agua y, en la medida que hay más malezas, las plantas nobles se ven desfavorecidas y terminan por extinguirse.

Es por esto que es indispensable realizar controles de malezas que permitan tener nuestra pradera limpia de estas especies no deseadas, o sea; libres de maleza.

Cuando las praderas pierden sobre el 30% de las plantas originales (nobles), se pueden producir pérdidas de producción de materia seca (MS) que superan el 40%. Por ejemplo, si una pradera producía 9.000 kilogramos de MS/ha/año y tiene una pérdida de población de un 30%, equivale a una reducción o pérdida de producción de 2.700 kilogramos de MS/ha/año, por lo tanto habrá menos disponibilidad de forraje para los animales. Ahora, si un bolo de ensilaje tiene 200 kilogramos de MS, significa que se pierde la capacidad de producir 13 bolos por hectárea los que tendrá que comprar para reponer esa merma. Si eso lo lleva a producción de leche, son aproximadamente 3.000 kilogramos menos de leche/ha al año.

Es aquí en donde se debe tener claro que en la medida que una pradera va perdiendo su productividad es necesario tomar una decisión que tiene 2 opciones, reemplazarla completamente o rejuvenecerla.

Rejuvenecimiento de Praderas

Consiste en incorporar especies nobles a una pradera que está en proceso de degradación. Es una tecnología simple y rápida que se basa fundamentalmente en el control inicial de malezas y en la incorporación de especies sin preparar suelo (cultivar) y sin eliminar la cubierta ya establecida de especies nobles. Con esto se busca mantener una pradera con niveles altos de producción corrigiendo la degradación y recuperando las especies nutricionalmente nobles.

TIPO Y ÉPOCA DE ESTABLECIMIENTO

Esta labor se recomienda fundamentalmente en praderas permanentes, rotación larga y bianuales. La época de realización para sistemas de secano debe ser a salidas de verano o principio de otoño, de esta forma se evita la competencia entre especies ya establecidas debido a que éstas se encuentran en un estado de latencia por estrés hídrico y temperatura. Algunas recomendaciones en la tabla 1.

No es recomendable realizarlo en primavera debido a que en esta época, tanto las malezas como las especies ya establecidas, están en pleno desarrollo vegetativo, lo que implica una fuerte competencia para una planta nueva.

En cuanto a las dosis de siembra, se puede considerar una reducción de un 25% de la dosis original y, dependiendo del análisis de suelo, hasta un 40% menos de fertilización.

En sistemas de praderas con riego, el rejuvenecimiento se puede adelantar desde mediados de diciembre hasta mediados de enero, época en la que las especies ya establecidas están en etapa de reproducción, disminuyendo la competencia con las plantas nuevas (ver tabla 2).

La maquinaria a utilizar es la convencional, es decir, con una regeneradora de cualquier tipo se puede realizar esta labor.

AGROCOLUN | Rejuvenecimiento de Praderas Agrícolas. Una Buena Alternativa de Cara al Otoño | AGROCOLUN | Edición 69 agrícola-Edición 69 | Edición 69AGROCOLUN | Rejuvenecimiento de Praderas Agrícolas. Una Buena Alternativa de Cara al Otoño | AGROCOLUN | Edición 69 agrícola-Edición 69 | Edición 69AGROCOLUN | Rejuvenecimiento de Praderas Agrícolas. Una Buena Alternativa de Cara al Otoño | AGROCOLUN | Edición 69 agrícola-Edición 69 | Edición 69AGROCOLUN | Rejuvenecimiento de Praderas Agrícolas. Una Buena Alternativa de Cara al Otoño | AGROCOLUN | Edición 69 agrícola-Edición 69 | Edición 69

Malezas                  Sequía severa                      Cuncunilla Negra

AGROCOLUN | Rejuvenecimiento de Praderas Agrícolas. Una Buena Alternativa de Cara al Otoño | AGROCOLUN | Edición 69 agrícola-Edición 69 | Edición 69
Cuadro 1: Especies y dosis recomendada para praderas con sistema de secano
AGROCOLUN | Rejuvenecimiento de Praderas Agrícolas. Una Buena Alternativa de Cara al Otoño | AGROCOLUN | Edición 69 agrícola-Edición 69 | Edición 69
Cuadro 2: Especies y dosis recomendadas con un sistema de riego
AGROCOLUN | Rejuvenecimiento de Praderas Agrícolas. Una Buena Alternativa de Cara al Otoño | AGROCOLUN | Edición 69 agrícola-Edición 69 | Edición 69
Cuadro 3: Estrategia 1 de control de malezas
AGROCOLUN | Rejuvenecimiento de Praderas Agrícolas. Una Buena Alternativa de Cara al Otoño | AGROCOLUN | Edición 69 agrícola-Edición 69 | Edición 69
Cuadro 4: Estrategia 2 de control de malezas

CONTROL DE MALEZAS

Como se mencionaba anteriormente, el control de malezas antes de realizar el rejuvenecimiento es fundamental. Este control está dirigido a malezas de hoja ancha que se puedan controlar con un herbicida o con la combinación de ellos. El tipo de producto o productos dependerá de las malezas presentes.

Para esto existen algunas alternativas que se describen en las tablas 3 y 4.

Para cualquiera de las 2 estrategias, se recomienda adicionar un aditivo para mejorar la adherencia de los productos. En cuanto al agua a utilizar siempre es bueno que sean 200 litros por hectárea.

Recuerde que el éxito en el establecimiento o rejuvenecimiento de praderas está en hacer las labores asociadas a conciencia y en el tiempo adecuado. Si tiene dudas o consultas los profesionales de Agroservicios están disponibles para apoyarlo.

Acerca del autor(es)

Perito Agrícola
Área Agrícola
Subgerencia de Agroservicios
COLUN