AGROCOLUN-55-agricola-1-imagen-0

Esa sea probablemente una de las preguntas que todo productor lechero se hace a partir de esta fecha, más aún, teniendo en consideración las sequías anteriores, los pronósticos y la claridad que los veranos secos se están convirtiendo en la normalidad y no en la excepción; y donde la pradera no alcanzará a recuperarse para un buen pastoreo de inicios de otoño. Por otro lado, las curvas de crecimiento de la pradera para enero, febrero, y ahora, marzo y abril, no logran satisfacer las demandas cuando las cargas animales son más altas, exceptuando a aquellos que tienen riego y en superficie suficiente para abordar esta situación. Es por todo lo antes mencionado que con una buena planificación podemos sortear con mayor facilidad esta época, sin tener que suplementar el ensilaje (parva o bolo) anticipadamente, ya que generalmente está destinado para el invierno. A continuación, haremos mención de los cultivos suplementarios de mayor distribución y utilización, principalmente en cuanto a su aporte alimenticio y distribución de producción y oportunidad de uso

– Brassicas forrajeras: Comprenden a este grupo los nabos, colinabos, raps y coles; permiten una variada utilización caracterizándose por su estacionalidad de consumo bastante acotada por especie y variedades.

– Maíz pastoreo: Cultivo investigado y desarrollado como estrategia de suplementación estival por la Cooperativa, desde hace ya 3 años, logrando una superficie de siembra de alrededor de 500 has en la temporada anterior. – Chicoria forrajera: Cultivo especialmente adaptado desde hace 2-3 temporadas cuyo consumo considera talajeos rotativos, durante el verano.

DESCRIPCIÓN DE LOS CULTIVOS SUPLEMENTARIOS

Nabos forrajeros: Planta con consumo de raíz y hojas, con una proporción de 50%-50%, con rendimientos promedios de 8 a 10 toneladas de Materia Seca en secano. Este cultivo es de suplementación más temprana (2da semana de diciembre hasta 1ra de febrero), por una rápida senescencia quedando en algunos casos solo las raíces (bulbo o papa), perdiéndose la hoja. Se sugiere iniciar la suplementación con esta especie.

Raps Forrajero: esta planta basa su aporte solamente en la parte aérea y aunque pueda rebrotar se considera como cultivo de aporte único e instantáneo. Los rendimientos que se pueden lograr son de 8 a 10 toneladas de Materia Seca en secano. Su utilización es durante el verano.

AGROCOLUN-55-agricola-1-imagen-1

Coles forrajeras: Cultivo de uso tradicional para invierno, sin embargo, debido a su alto valor alimenticio y para continuar con el esquema de suplementación de brassicas, puede ser utilizado a partir de marzo en adelante, eso sí se debe contemplar que el rendimiento será un 30-40% menor del potencial para cosecha invernal (12 a 14 toneladas Materia Seca); corte único y utilización a partir de mediados de marzo en adelante. Si eventualmente no se necesitara seguir comiendo durante un otoño lluvioso, le permitiría dejar el saldo del cultivo para suplementación invernal hasta Julio.

AGROCOLUN-55-agricola-1-imagen-2

Maíz pastoreo: Corresponde a una gramínea. Es un cultivo de rendimiento potencial de 10 a 14 toneladas de Materia Seca; posee una gran tasa de crecimiento (300-500 kg materia seca por día) a partir de las 8 hojas. Presenta variaciones relativamente bajas en cuanto a su valor alimenticio independiente de su estado fenológico; su utilización es a partir de inicios o mediados de febrero hasta la primera semana de abril. Es un cultivo susceptible a las heladas en sus etapas iniciales, ideal para complementar con cultivos de mayor contenido de proteína y menor FDN como raps forrajero, chicorias y coles forrajeras o si no debe incluir suplementación de proteína a través de materias primas proteicas (soya, raps u otro) o bien uso de concentrados comerciales proteicos.

AGROCOLUN-55-agricola-1-imagen-3

Chicoria: Forrajera de reciente adaptación, solo se consumen las hojas, utilizándose cuando se alcanzan los 1.800-2.200 kilos de materia seca/ha, dejando un residuo que le permita el rebrote (1.000 a 1.200 kMS). La tasa de crecimiento para el verano es de 20-35 kilos de materia seca/ha dependiendo de las temperaturas y precipitaciones. El potencial productivo es de 8 a 10 toneladas de materia seca en secano, en varios pastoreos considerando entre 25-40 días de rotación. Dado la rotación que necesita por cada pastoreo, se requiere una mayor superficie de siembra en comparación con los otros cultivos ya citados. Utilización durante el Verano y Otoño.

AGROCOLUN-55-agricola-1-imagen-4

Cada cultivo suplementario tiene aportes nutricionales diferentes, los que se pueden ver en el Cuadro 1, donde hay algunos más proteicos y otros más energéticos.

AGROCOLUN-55-agricola-1-imagen-5

A pesar de que se incluyen valores referenciales promedio para cada aspecto de rendimiento potencial y nutricional, la desviación estándar es muy alta dada por el nivel de fertilidad del suelo, el estado del cultivo, condición climática, riego o no y momento de cosecha y por supuesto eficiencia de utilización (revisar Artículo Recomendaciones Técnicas para la Siembra de Cultivos Suplementarios página 12). Hay que medir en forma constante la disponibilidad y contenido de materia seca para ajustar consumo.

Cada productor, en base a sus requerimientos, área geográfica y objetivos deberá decidir cuál o cuáles especies puede establecer para satisfacer los requerimientos de su explotación, lo que puede revisar en el Cuadro 2. Además, se debe tener en cuenta algunas salvedades como que el consumo de materia seca de brassicas (nabos, coles, raps) no debe superar más de 5 kMS/ vaca/día o el 30% de la ración total y con un aporte extra de fibra. Para el caso del maíz pastoreo, su consumo máximo debe ser 7 kilos de materia seca/día. Se pueden mezclar cultivos que se complementen por ejemplo maíz con raps; maíz con chicoria, etc. para equilibrar la ración en cuanto a proteína, energía y FDN principalmente. El objetivo final de estos cultivos es aportar una buena cantidad y calidad de alimento para una época deficitaria y así disponer de forraje en pie para abaratar costos y evitar tener que consumir las reservas para el invierno en forma anticipada.

AGROCOLUN-55-agricola-1-imagen-6

Por último, comentar que para el cálculo de lo que necesita sembrar pensar en calcular 5 – 7 mt2 por vaca día, en al caso de las brássicas y el maíz pastoreo. Un ejemplo de superficie a sembrar para 100 vacas para 30 días:

100 vacas x 5 mt2 x 30 días = 15.000 mt2 (1,5 hectáreas) Por ende, si queremos cubrir las necesidades de materia seca desde enero a abril con estos cultivos suplementarios, se debe, en base al ejemplo multiplicar esa superficie por 4 (1,5 ha x 4 meses = 6 ha), lo ideal en este caso de un mix de cultivos que permita consumirlos en su estado óptimo. En el caso de Chicoria se deberá contemplar 3 a 4 veces esa superficie dada la rotación de pastoreo que se necesita respetar.

Para cualquier duda o consulta no dude en acudir al departamento agrícola de la División de Agroservicios de su Cooperativa.