Comportamiento Tasas de Crecimiento de Praderas Durante el Año 2019

0
181

El crecimiento de la pradera es dependiente de la temperatura, precipitaciones (clima), nivel de fertilidad del suelo y manejo del pastoreo. Los factores mencionados definen en gran parte el rendimiento de forraje y la distribución estacional de la producción de las praderas permanentes. La diversidad de las condiciones climáticas a lo largo del año genera una marcada estacionalidad, en términos de crecimiento y calidad nutritiva. Así, durante la primavera se logra más del 50 % de la producción anual, con un forraje cuyo valor nutritivo alcanza su máxima expresión, mientras que en el invierno el aporte de la pradera difícilmente alcanza el 10% del rendimiento total.

PRECIPITACIONES: El promedio de precipitaciones durante los últimos 5 años solo alcanza al 9,8% durante el verano, respecto del total de precipitaciones anuales (CUADRO N°1), normalmente las precipitaciones son más bajas para los meses de enero y febrero, por lo que la falta de agua es la principal limitante para el crecimiento de praderas en esta época. Las precipitaciones, en general, no son limitantes durante los meses de otoño, primavera e invierno por lo que las tasas de crecimiento no se verán mayormente afectadas por déficit hídrico, así se puede indicar que es poco probable que las precipitaciones sean limitantes para estas épocas del año. Lo anterior

permite indicar que, si se dispone de riego para praderas en verano, se obtendrá una mayor producción de pradera, en consecuencia un aumento en la producción de leche, ya que las tasas de crecimiento de praderas aumentaran en relación con praderas de secano (sin riego). Para aquellos que no tengan riego tienen como alternativa los cultivos suplementarios de verano que permitan disponer de alimento durante la época estival.

CUADRO 1: PRECIPITACIONES PROMEDIO ÚLTIMOS 5 AÑOS Y PRECIPITACIÓN AÑO 2019

El promedio de precipitaciones anual de los últimos cinco años en la zona COLUN corresponde a 1.109,3 mm (Cuadro 1). Durante el año 2019 y hasta el 31 de Octubre el agua caída registrada es de 821 mm, el promedio de precipitaciones de los últimos cinco años a igual fecha es de 1.029 mm, esto corresponde a un déficit de 208 mm respecto al promedio de los últimos cinco años a igual fecha, esto a consecuencia de la sequía que comenzó durante el mes de enero de 2019 y se prolongó hasta mayo 2019 y a las bajas precipitaciones de los meses de agosto, septiembre y octubre 2019 (Grafico N°1).


Interesante es mencionar que posterior a la sequía, durante el mes de junio y julio de 2019 las precipitaciones fueron altas, lo que permitió equiparar el déficit de agua hasta esa fecha, pero durante los meses de agosto y septiembre de 2019 las precipitaciones solo fueron de 134,6 mm, muy por debajo del promedio de los últimos cinco años correspondiente a 310 mm (Grafico N°1).

GRAFICO 1: PRECIPITACIONES PROMEDIO ÚLTIMOS 5 AÑOS Y PRECIPITACIÓN AÑO 2019

TASA DE CRECIMIENTO DE PRADERAS: Esta tasa corresponde a la cantidad de kilogramos de materia seca que se producen diariamente en una hectárea de pradera (kg MS/ha/día), normalmente fluctúa entre los 9,5 kg MS/ha/día en verano o invierno a más de 70 kg MS/ha/ día en primavera. Junto con la sequía del 2019, durante el presente año la tasa de crecimiento de praderas bajó fuertemente desde marzo hasta mayo de 2019 por falta de precipitaciones, esta disminución limitó el peak de crecimiento de pradera que normalmente se genera durante de otoño (GRAFICO N°2). Al no disponer de esta cantidad de pradera producida en otoño, sumado al hecho que la pradera de pastoreo siempre aporta más nutrientes que los forrajes conservados, tuvo por consecuencia la disminución de la cantidad de leche producida, con un marcado aumento del consumo de forrajes conservados, e inclusive en muchos casos la decisión fue salir a comprar alimentos extraprediales, tales como bolos, fardos de heno, paja o concentrados del tipo forrajero, con el consecuente aumento en los costos de producción.

GRAFICO 2: TASA DE CRECIMIENTO DE PRADERAS PROMEDIO ÚLTIMOS 5 AÑOS Y TASA DE CRECIMIENTO DE PRADERAS RIEGO Y SECANO AÑO 2019

Las tasas de crecimiento de praderas durante el invierno recién pasado fueron mayor al promedio de los últimos cinco años, justificado por las temperaturas invernales mayores al promedio (GRAFICO N°3). Durante la primera parte de la primavera las tasas de crecimientos fueron bajas en relación a lo normal, esto se explicaría por las bajas precipitaciones acumuladas durante los meses de agosto septiembre y octubre 2019, este último mes las precipitaciones solo fueron efectivas a fines del mes de octubre.

GRAFICO 3: TEMPERATURAS DE SUELO PROMEDIO ÚLTIMOS 5 AÑOS Y TEMPERATURAS DE SUELO AÑO 2019

De acuerdo a las tasas de crecimiento de praderas bajo riego, indican que la producción de praderas durante el 2019 es superior a 3500 kg de MS/ha adicionales desde enero 2019 al 31 de Octubre del 2019. El GRAFICO N° 2 muestra que durante el mes de junio las tasas de crecimiento de praderas de riego y secano se asemejan, este hecho ocurrió durante el año 2018 en el mes de mayo, esto porque las precipitaciones ya no serían limitantes.

Ante cualquier duda tenga presente que los profesionales de la División de Agroservicios de su Cooperativa estaremos atentos para atender sus consultas.